Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Palco Vip   -   Sección:  

Ejemplo de sevillanía

Daniel Sanabria
Daniel Sanabria
miércoles, 2 de mayo de 2007, 09:55 h (CET)
Como bien dice su presidente de forma reiterada es el mejor equipo del mundo 2006. Pero además de ese título fantasma, es campeón de la Copa de la UEFA, campeón de la Supercopa de Europa y aspirante a la Liga, Copa del Rey y Copa de la UEFA 2007. Junto a Chelsea y Manchester, es el único equipo de Europa que a estas alturas aún puede soñar con la triple corona. Una corona de plata en este caso.

La clave del éxito siempre es una incógnita, aunque algunos se empeñen en decir que es el buen ambiente del vestuario, el trabajo constante o la ilusión de la plantilla. Mentira. Equipos como el Nástic de Tarragona también tienen buen ambiente de grupo, entrenan más que ninguno y llevan la ilusión por bandera, y precisamente no aspiran a ganar tres títulos en un mes.

Lo del Sevilla es como una poción mágica con ingredientes personales: Juande Ramos, solidez defensiva, Poulsen, Palop, mentalidad ganadora, Javi Navarro, suerte, Aitor Ocio, afición infatigable, Martí, velocidad en el juego, Renato, cohesión en el sistema, resistencia… Es una mezcla de todo esto, pero colocado con orden.

Este año ha sido su delantero centro, Kanouté, el que se ha erigido como referente del equipo. Todos los centros que llegan desde las bandas buscan su afeitada cabeza. Además, se ha convertido en el centro de las rotaciones de Juan de Ramos: cuando Juande le reserva, significa que el siguiente partido es más importante, y que le quiere tener al cien por cien.

Otro de los pilares del Sevilla es su cantera. La lista de “niños” sevillanos que han triunfado en los últimos años es interminable: Reyes, Kepa, Jesús Navas, Puerta, Sergio Ramos… Todos ellos han sido ‘okupas’ de las carteras de los grandes clubes. Incluso algunos ya han dado el salto. Por detrás viene apretando la nueva generación, liderada por Diego Capel y Alfaro.

Pero la pieza clave del engranaje en el que se ha convertido el Sevilla es Monchi, su director deportivo. Es el que menos sale por televisión, el que menos flores acapara, pero es el que elige las piezas necesarias para luego construir esa máquina de jugar al fútbol. Entre sus últimos aciertos están Kanouté, Luis Fabiano, Adriano, Kerzhakov o Dani Alves.

La Giralda presume orgullosa de ver al Sevilla en el Sánchez Pizjuán…

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris