Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

España, salsera con la salsa ideal

Marino Iglesias Pidal
Redacción
miércoles, 2 de mayo de 2007, 23:22 h (CET)
Para malandros en general, vividores, farsantes, meatintas y nacionalistas antiespaña – nada de lo uno excluye taxativamente a nada de lo otro – de recursos varios: vaselina, cara de perro y bombas o balazo sucio. Especies indeseables todas ellas que bienviven de lo que son, que agobian y desquician al ciudadano con un mínimo de sensibilidad que usa la razón y tiene piel en vez de caparazón.

Y, yo al menos, no veo una voluntad significativa que realmente quiera hacer abortar el propósito de tantos despropósitos. Desarrollar este tema requeriría una voluntad superior a la mía, más sabiendo lo estéril que el trabajo resultaría, ni siquiera habría una editorial capaz de leerlo al no poseer ningún título que me avale, y ya que no he matado, no he robado ni al fisco y no me he acostado con ninguna famosa – ni he tenido ocasión ni hubiera podido aprovecharla por imposibilidad de una erección ante féminas de este pelaje – por haberse acostado con alguno que a su vez se ha hecho famoso por haberse acostado... mi firma no vale nada. Por eso, de vez en cuando, me limito a una simple “carta al director” cuando algún “detalle” me hace saltar. Esta vez ha sido la lectura aquí, en este periódico digital, de “... Durán declara que no es independentista – como no lo eran Pujol...”

Mi memoria ya no es eso, por lo que no puedo precisar el año, pero hace bastantes que sucedió. Enciendo el televisor en un país hispanoamericano justo en el instante en que el presentador de turno está a punto de cerrar la entrevista con un hombrecito farfullante de aire galáctico – extraño sosias de Yoda, el personaje de La guerra de las galaxias - ofreciéndole el supuesto afirmativo: Bueno, se sentirá usted en primer término catalán y después español. El hombrecillo se inflama.¡No, no! Ya le he dicho que yo no soy español. Sigue el preguntón. Ya. Pero entonces usted ¿únicamente se siente catalán, nada más? A lo que el menudo individuo, manteniendo el mosqueo, responde – No. Yo, en primer término como usted dice, me siento catalán y después europeo. Pero español, para nada.

¡Qué bolas tiene Bolaño! ¡Y las carga todo el año!

Noticias relacionadas

Ante el avance de los nacionalismos

Jesús Martínez Madrid, Salt (Girona)

La cerrazón del miedo

Enric Barrull Casals, Girona

Las pensiones se disparan sin freno

Suso do Madrid, A Coruña

Nuestra razón de ser, Cristo

José Morales Martín, Palafrugrell (Gerona)

​Decisiones

El instante que separa el pensamiento de la acción
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris