Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

¡Dos personajes de cuidado!

Miguel Massanet
Miguel Massanet
jueves, 3 de mayo de 2007, 09:06 h (CET)
¿Qué pecado cometimos los ciudadanos para tener que soportar a sujetos como Ibarretche y Pepiño Blanco? Por si no tuviéramos bastante con los Zapateros, Rubalcabas, Garzones, Condes Pumpido y Fernández Bermejos para que se nos removieran la sangre en las venas; ahora, para más castigo y penitencia, tenemos que soportar que estos dos elementos acaben de amargarnos la vida.Verán, no se lo van a creer, pero resulta que el Pepillo Grillo socialista, el inefable Pepiño Blanco, de repente se nos declara católico, apostólico y romano, pasando de la política a la prédica religiosa para culpar (como ya había anunciado Matas) al PP de ser el culpable de la que se ha armado en Ibiza con las famosas comisiones millonarias percibidas por el PSOE.

Uno, durante la vida, tiene ocasión de asombrarse de muchas cosas, de reconocer que algunos dogmas en los que siempre había creído se han desvanecido como si fueran humo y que, en este mundo de pecadores, es más fácil encontrar a mil pecadores que a un justo; pero, lo que nunca me hubiera podido figurar es que, el eterno estudiante del PSOE, el Rasputín de la propaganda socialista y el mayor trolero e inventor de historias que hemos padecido los españoles desde la época de Roldán; se haya constituido en el defensor a ultranza del octavo mandamiento de la Ley de Dios. ¡Vivir para ver!

Si el señor Blanco tuviera un átomo de vergüenza, que no lo tiene, se abstendría de citar los Mandamientos del Señor, porque si hay alguien que no pare de tergiversar la verdad sin el menor rebozo, desde que se levanta hasta que se acuesta, este es él. Tengo mis dudas de si, incluso cuando duerme, no continuará mintiendo. En cualquier caso, no debemos extrañarnos de que este sujeto que, por cierto, dice que cobra seis mil euros al mes – ¿cómo será posible que un tipejo impresentable, de tan baja categoría moral, haya conseguido que le paguen semejante cantidad, cuando hay personas de gran valía intelectual que jamás llegarán a la mitad?–; sea el número dos del PSOE, porque es el paradigma del prototipo del dirigente socialista, o sea, la persona capaz de hacer lo que fuere preciso, sin remilgos de conciencia ni demás zarandajas, con tal de ayudar al partido. A su lado, si hacemos valer su categoría y sus méritos, el señor Rajoy debería cobrar cien mil euros y no los ocho mil que cobra.

Pero no se dejen engañar, porque existe otro personaje que no le va a la zaga al gran Pepiño. Se trata del lehendakari señor Ibarretche. Este personaje, que cada día nos sorprende con una nueva balandronada, si en España la justicia fuera una institución libre e independiente; si el fiscal general en lugar de ser un lacayo del Gobierno fuera lo que debiera ser; si en vez de tener un sujeto inepto y rencoroso en la presidencia del Gobierno tuviéramos a una persona capaz y sensata; este sujeto, repito, debería estar encausado por hacer propaganda de la secesión del País Vasco de España.

Si hace unos años se limitaba a hacer insinuaciones, si tiempo atrás se conformaba con elaborar planes insensatos que todos nos tomábamos a choteo; desde que se ha iniciado el vergonzoso proceso de paz con ETA y ha entrado, junto con señor Paxi López, a formar parte de esta seudomasónica comisión de liquidación de la nación española, firmemente ligada, bajo mano, con los independentistas catalanes (aquellos que consiguieron que ETA no matara en Catalunya) dirigidos por personajes de tan dudosa procedencia como Carod Rovira y Puigcercós; ahora, envalentonado por la permisividad con la que el Gobierno de Madrid trata a la banda etarra y sintiéndose reforzado por las perspectivas que se le abren si se consigue –como parece que está ya convenido entre Zapatero y ETA, con la inestimable colaboración del juez Garzón y sus famosos “autos”, la anexión de Navarra al resto de la “Nación Vasca” –; el convertirse en el primer Presidente de la nación vasca independiente de España de la que siempre, desde tiempos inmemoriales, ha formado parte; no hay duda de que se ha dejado de disimulos y tapujos y ya va diciendo lo que realmente piensa y lo que, con sus hechos, ha venido confirmando desde que accedió al cargo de lehendakari. Él no quiere más autonomía para Euskadi, él lo que desea es la independencia total para los vascos. Y qué duda cabe de que, para ello, va a necesitar de la colaboración interesada de los etarras lo que, como se puede colegir, significará que el gobierno vasco, además de tener a un incompetente como Presidente, dará un brusco viraje a la izquierda, a la izquierda más radical, a la izquierda frente populista y totalitaria. Me gustará ver cómo los defensores del señor Zapatero, señores Botín y otros linces de las finanzas, se desenvuelven entre señores Otegui y De Juana.

Si Dios no lo remedia, y conste que no dejo de hacer rogativas para que esto suceda, no nos queda demasiado tiempo para que podamos comprobar si los planes de Zapatero van por buen camino o la Providencia, con sus renglones torcidos, consigue enderezar el cauce por el que discurre desbocada la torrentada socialista. Respeto a estos últimos, parafraseando a Laocoonte, podríamos decir:” no me fio de los griegos, ni cuando hacen regalos”

Noticias relacionadas

Verdades que no podían contarse

La historia aparece llena de metepatas y renuncios, y allí está Villarejo para grabarla

Más medidas contra la violencia de género

Que en un par de días haya cuatro asesinatos por violencia machista indica que se debe proteger más a las mujeres y a los menores

Un PSOE perplejo al ser combatido con sus mismas armas

“Mateo 7:2 -Porque con el juicio con que juzguéis, seréis juzgados; y con la medida con que midáis, se os medirá”. (Santa Biblia)

Hacerse mayor

Soy partidario de que cuando nos refiramos a las personas longevas no se le denominen viejas

Plagios y titulitis

Un autor es reconocido con un premio literario por el que verá editado su libro, hete aquí que el título coincide con un verso de otra poeta
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris