Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El voto de los esclavos

Antonio Canaves
Redacción
martes, 1 de mayo de 2007, 23:28 h (CET)
Como obrero de Iglesia pobre veo, que los políticos han pasado de vivir bajo una situación de marginalidad y exilio durante la dictadura franquista, a una situación de privilegiados con la democracia. Han conseguido implantar un sistema de castas, donde una vez alcanzado el estatus de clase política y obtener todos sus privilegios, se olvidan de igualar todos esos privilegios a todos los sectores de la población, obligando a estos a vivir en situaciones precarias, que ni por asomo, se acercan a la suya.

¿Han escuchado ustedes alguna vez a los políticos manifestarse o hacer huelga porque cobran poco; no llegan a fin de mes; no tienen acceso a una vivienda; porque les quedan unas pensiones ridículas; porque les hacen contratos basura; no tienen acceso a una residencia de ancianos; porque las dietas no les alcanzan para comer un menú barato, o no les dan los 15 minutos para el bocadillo; porque tienen que hacer cola en el paro como todos los obreros; porque les obligan a hacer horas extras que luego no se pagan; porque les descuentan un día de salario si llegan 10 minutos tarde; porque no les pagan a final de mes o los desahucian por no poder pagar la hipoteca; porque se pueden tirar 12 horas de espera en urgencias; porque los despiden cuando faltan mas de tres días a los plenos, o porque deslocalizan el parlamento a países africanos donde los políticos cobran un euro al día; porque no tienen medidas de seguridad e higiene en el trabajo y pueden caer desde lo alto del estrado o electrocutarse cuando pulsan el botón de las votaciones; porque sus contratos de ministros se los hacen empresas de trabajo temporal que se quedan con la mitad de su salario o subcontratas que les pagan a tanto la ley; porque sufren acoso laboral para que produzcan mas leyes; porque son despedidos por baja productividad o hacer leyes que no arreglan los problemas; despedidos por insultar a otros políticos o por hablar de temas ajenos a su trabajo? No, esto ustedes, no lo verán nunca… porque el inmenso esfuerzo productivo que realizamos todos los trabajadores, solo sirve para que la banca tenga mas beneficios que nunca, a costa de nuestras hipotecas y necesidades, y los accionistas de las grandes empresas se forren ilimitadamente a nuestra costa, a base de especular con nuestro trabajo, y con nuestros puestos de trabajo.

La política es la nueva aristocracia, que solo sirve para que los pobres sigan siendo pobres y los ricos mas ricos, y ante ello, los que no tenemos conciencia de esclavo y tenemos un mínimo de dignidad, entendemos que lo que más les puede preocupar, a los que tienen el oficio de que esto sea así, es que nosotros los pobres, los obreros, no votemos, no les demos ningún crédito a su “trabajo”, no participemos de esta farsa donde solo se representan a si mismos. Salud y abstención.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris