Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

Vuelven el convoluto y la beautiful

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
martes, 1 de mayo de 2007, 08:12 h (CET)
Que todo ha sido por venganza es la excusa que desde el PSOE se ha contado a la prensa para justificar el que haya salido a la luz el monumental escándalo de corrupción y presunta financiación ilegal del partido que la semana pasada destapaban el periódico “El Mundo” y la emisora radiofónica COPE. El Pepiñogate. Claro que los socialistas también insinúan, ¡cómo no! que nos encontramos ante un montaje del PP (vamos, que el PP tiene la culpa si algún cargo socialista resulta ser "corruto") para acabar con la buenísima (ay, madre) imagen del partido de ZP. Ya saben, el partido de los cien años de honradez… y cuarenta de vacaciones. El partido de Filesa, Malesa, Luis Roldán, la Expo, el AVE, el GAL y el BOE, entre otras minudencias.

Para colmo de desdichas socialistas, las revelaciones periodísticas en relación con el posible convoluto, la mordida o el soborno recibido por el PSOE por parte de la promotora Brues –la misma que, en las épocas doradas del felipismo y la beautiful, se vio envuelta en el escándalo Roldán-, que han caído como una verdadera bomba en Ferraz y en La Moncloa, amenazan continuar presentándonos algunas ramificaciones en el Aragón de Belloch y en la Andalucía de Chaves, I.P., Zarrías y Julián Muñoz. Y al mismo tiempo el escándalo de la CNMV coleando...

Tal es así que ese faro de sapiencia que ilumina la cultura occidental, aquí conocido popularmente como José Blanco, viendo el cachondeo nacional que se le venía encima a cuenta del vocablo “corrutos”, ha interpuesto una querella por injurias y calumnias contra Roque López, el socialista que “canta la Traviata” en las doce horas de grabaciones que Pedro J. anda presentando por capítulos a una divertida a la par que escandalizada audiencia. Así que Blanco, qué remedio, está a la espera de que querella sea “acetada” por los Tribunales. Aunque complicada veo yo la cosa cuando la fiscalía balear está investigando los hechos. Claro que en este caso, a diferencia de aquellos casos en que se detiene a cargos del PP para ser puestos en libertad una vez que el noticiario de Lorenzo Milá ha capturado las imágenes, no se ha producido detención alguna. No hemos podido en esta ocasión ver las imágenes de un montón de coches de policía deteniendo a políticos.

Y así, entre escándalo y escándalo -que para eso gobierna el PSOE y ya se sabe que la izquierda tiene un curioso concepto de lo público y lo privado-, pasamos el tiempo. Cuando no es Pepiño en Ibiza, es Trujillo que pide un avión para llegar a tiempo a un mitin. Avión que pagamos todos, claro. O Arenillas, el esposo de la Ministra de Educación, que permite que le inviten a comilonas en las cuales se beben más de mil euros y se comen menos de doscientos y que coloca a su cuñado en la empresa del anfitrión. O es Conthe que cuenta en sede parlamentaria cómo Miguel Sebastián, el rival del alcalde que hace aguas, y David Tagüas, directamente desde Moncloa, cometieron presuntos delitos de prevaricación, tráfico de influencias y cohecho –el PP va a interponer querella criminal contra ambos-.

Claro que si no es ninguno de estos arriba mencionados, es ZP en persona el indigno artífice de que en España, como en China, el inocente, tras ser condenado a muerte en juicio sumarísimo dictado en algún oscuro y lóbrego rincón por algún loco y totalitario iluminado, y su familia tengan que sufragar la bala con la cual el señalado recibe un tiro en la nuca, al permitir por mero interés partidista que ETA vuelva a las instituciones para recibir unos cuantos milloncejos de euros de los impuestos que pagamos todos los españoles. Y esto último es bastante más que escandaloso. Pero la misma ley que no respetan ni ZP ni ETA no me permiten utilizar el calificativo que la ocasión merecería. Una lástima.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris