Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Danza crítica   -   Sección:  

La despedida del príncipe

Julio Bocca dice adiós a los escenarios con una gira por Europa y América
Redacción
domingo, 29 de abril de 2007, 23:00 h (CET)
El bailarín argentino Julio Bocca se despide este año con un espectáculo que bajo el título de “Adiós hermano cruel”, paseará su arte por España, Italia, Rusia, Estados Unidos, y Argentina, donde culminará su última gira ,en Diciembre, en la plaza del Obelisco de Buenos Aires bailando para sus compatriotas. Así dirá adiós a lo que durante treinta y seis años, ha sido su pasión, su profesión, y su vida.

Julia María Carvajal
Comenzó sus estudios a los cuatro años, en Buenos Aires, ciudad donde nació, tres años más tarde ingresa en el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón, teniendo como maestros a Gloria Kazda, José Parés, y Ninel Jultyeva. Perfecciona su técnica con Maggy Black, Lidia Segni, y Wilhelm Burmann. En 1982 comienza su carrera profesional como primer bailarín en la Fundación Teresa Carreño de Venezuela y en el Teatro Municipal de Rio de Janeiro (Brasil). En 1985 obtiene la medalla de oro en el Concurso Internacional de Danza de Moscú, y en 1986 es contratado como primer bailarín por el American Ballet Theatre. Ha bailado como artista invitado con las mejores compañías del mundo, en muchos casos con producciones especialmente preparadas para él, y con algunas de las bailarinas más notables, como Natalia Makarova, Carla Fracci, y Nina Ananiashvili, entre otras, inolvidable su actuación con Tamara Rojo en Madrid, uno de los más aclamados “paso a dos” de la historia del Ballet, bailando música de Falla a ritmo de tango. En 1990 funda su propia compañía “Ballet Argentino”, con la que recorre todo el mundo. De las numerosas distinciones recibidas a lo largo de su carrera, podemos destacar su nombramiento como Embajador Cultural de las Ciudades del Mercosur, el Premio Clarín Espectáculos 2006 a la Figura del Año, su condición de Miembro del Consejo Inter nacional de la Danza de la Unesco.
Julio Bocca, considerado por muchos como el mejor bailarín del mundo, conoce y maneja a la perfección su cuerpo, mantiene un tono muscular adecuado, combinando fuerza y resistencia, y sabe que posturas debe ejercitar para tener en condiciones su estructura ósea. Pero además del dominio de la técnica, posee la elegancia en la ejecución de sus movimientos, la belleza de la forma en que evoluciona por el escenario y se eleva como si del Dios Mercurio se tratase, y hubiese sido dotado de alas en los pies. Ha interpretado obras clásicas como “Romeo y Julieta”, “D. Quijote”, “El corsario”, demostrando su talento para el género dramático al que pertenece la danza clásica, también ballet moderno aportando nuevas formas de expresión artística, para el que ha creado cinco espectáculos, entre ellos el original y sensual “Boccatango”, en el que rinde un homenaje a su tierra, seduciendo al público con un sentimiento y pasión desbordante que nace y crece al compás de la música. En su último espectáculo “Adiós hermano cruel”, forma pareja con la magnífica bailarina Cecilia Figaredo, que es precisamente quien va a sustituirle al frente del Ballet Argentino, como primera bailarina.
A partir del mes de Diciembre, Julio Bocca no volverá a bailar sobre un escenario, no volverá a sentir el calor y el aplauso del público, pero su vida seguirá ligada al Ballet, su tiempo lo continuará llenando la danza, una fundación y una escuela son sus proyectos, a través de ellos podrá enseñar y formar a jóvenes bailarines, lo que quizá sea imposible es que les contagie esa pasión que él siente desde que siendo niño, apenas había comenzado a andar y ya intentaba bailar bajo la atenta vigilancia de su madre.
Recuerdo que la primera vez que le vi bailar, hace unos quince años, en la obra “Romeo y Julieta”, me impresionó tanto su actuación, que escribí un artículo titulado “El príncipe de la danza”, he seguido su carrera jalonada de éxitos, premios, reconocimientos, y he comprobado que no ha perdido nada de aquella magia que le hizo, ya en sus inicios, genial, único, irrepetible. Ahora se despide de la escena, y él mismo lo resume así: “He interpretado el repertorio clásico varias veces, bailando con los grandes y en los grandes escenarios, he creado”.

Noticias relacionadas

De Guindos niega que la sombra de la financiación ilegal ponga en riesgo al Gobierno

Sostiene que la publicación de los papeles no afectará a España en los mercados

Solana espera que la trama Bárcenas no haga caer al Gobierno

El exministro socialista es partidario de que se produzcan dimisiones cuando hayan imputaciones

Rajoy abandona la cumbre europea sin articular palabra sobre Bárcenas

Ha pedido esperar a la rueda de prensa posterior al Consejo europeo

El estado de salud de Mandela es "crítico"

Los médicos califican de falsa las noticias de un supuesto infarto

El Gobierno reabre la plaza Taksim tras el violento desalojo

La Policía impide todavía el tráfico rodado
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris