Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Música
Etiquetas:   Viña Rock  

Buena música a raudales

La intensa lluvia no desluce las actuaciones de Bebe, Manu Chao, Medina Azahara o Rosendo
Redacción
viernes, 20 de julio de 2007, 00:04 h (CET)
La intensa lluvia caída en Benicassim a lo largo del primer día de conciertos de la XII edición del Viña Rock no deslució las actuaciones de artistas como Bebe, Manu Chao, Medina Azahara o Rosendo.

Eva Bellido / Benicassim

Por fin ha comenzado el festival más multitudinario de España. Alrededor de 50.000 personas llegaron entre el jueves y el viernes a la localidad castellonense de Benicasim con el objetivo de disfrutar del evento musical que llevaban esperando desde hace tanto tiempo: El Festival de Arte Nativo, tan conocido como Viña Rock, que se organiza anualmente el fin de semana previo al 1 de mayo.

Como en las anteriores ediciones del “Viña” en Villarrobledo (Albacete), la organización ha mantenido los cuatro escenarios temáticos: Matarile (pop-rock), Repúblicca (música de fusión y mestizaje), New Rock (metal) y Sennheiser (reggae y hip-hop).




Rosendo. / Foto: Eva Bellido.



La novedad de estas estructuras, respecto al Festival Internacional de Benicasim (FIB) -que también se celebra en este recinto-, es que se trata de escenarios cubiertos, diseñados especialmente para evitar el viento y la lluvia. El famoso dicho "en abril aguas mil" se cumplió a la perfección y llovió prácticamente toda la noche tan sólo cesando en algunos pequeños momentos. Gracias a las mejoras de las instalaciones los visitantes pudieron disfrutar de los conciertos a pesar de la tormenta que caía. Para impedir que la mala climatología pudiera afectar al evento, todas las carpas del mercadillo y también las de restauración quedaron cubiertas.

En cuanto a la zona de acampada, la única diferencia con el FIB es que no se ha puesto rafia porque en estas fechas se supone que los visitantes agradecen el sol, aunque este no ha brillado hasta el momento.

El 27 de abril tuvieron lugar los primeros conciertos de esta primera edición en Benicasim. Desde las cinco de la tarde, hora en la que el recinto abrió sus puertas, fueron muchas las actuaciones que deleitaron al público con grupos como “Le Flaco”, “La Pulquería”, “Poncho K”, “Gojira”, “Mala Rodríguez”, “Despistaos”, “Bebe”, “Stravaganzza”, “Medina Azahara”, “Manu Chao”, “Moonspell”, “Rosendo”, “Potato”, “Huecco” o “Barón Rojo”.

En el escenario Matarile, a las 19:30, los visitantes esperaban con fuerza la actuación de "Poncho K". Este sevillano es uno de los muchos artistas que han fundido rock urbano con un deje aflamencado y textos callejeros de vocación poética al rebufo del éxito de Extremoduro.

El concierto que ofreció fue todo un éxito. Miles de personas disfrutaron de algunas de sus mejores canciones como “Duermes”, “Conciencia” y “Estoy”, cantando emocinados sus estribillos. También tuvo tiempo para algunas de su cuarto y último disco “Cantes valientes”, publicado el pasado 20 de marzo. Tocando la canción “corrientes demolientes”, la primera de su disco, demostró con su inminente nuevo trabajo que las guitarras eléctricas vuelven a convivir con detalles flamencos, y que sigue quedando patente la influencia de Robe Iniesta, el líder de Extremoduro.

Cinco minutos después de terminar Poncho K tuvo lugar la actuación de “Gojira”. El escenario New Rock estaba repleto de jóvenes con largas melenas que no dejaron de moverse. Era obvio que tanto este grupo como su público estaba dándolo todo en un espectáculo de puro metal.

Más tarde destacaron “Los Despistaos”, repasando las mejores canciones de todos sus discos. A pesar de la lluvia que comenzó con fuerza, el escenario Matarile estaba lleno de aficionados del grupo que les daba igual acabar empapadísimos con tal de escuchar y de ver a sus ídolos. Contentos, escucharon las mejores canciones: “Evohé”, “Resucito”, “Ruido”, “En la nevera”, “Insoportable” y “137 horas”. En tan sólo una hora de concierto también hubo cabida para algunos temas de su último trabajo “Menos”, como por ejemplo “Es importante”.

Lo que nadie se esperaba era que tocasen la canción “Alucinante” del grupo “Platero”, muy valorado entre todos los visitantes y una gran satisfacción para la mayoría.




Bebe. / Foto: Eva Bellido.



La llegada de Bebe a las 22:30 también se hizo muchísimo de notar y eran miles las personas las que cantaban todas las canciones de la artista. Pero, como no, el tema de “siete horas” fue el que más triunfó, aunque muchos otros también como “siempre me quedará”, “tu silencio” y “malo malo”. Bebe era una de las más esperadas por el público sobre todo por el ritmo de su música y de su disco “Pafuera Telarañas”, publicado en agosto de 2004. Atrapar el presente es una quimera pero, de vez en cuando, alguien lo consigue. Y si es un artista, se dice que ha capturado el “zeitgeist”, justo lo que ha hecho Bebe en su extraodinario álbum de debut.

La cantante ha hecho realidad el viejo sueño del folk y más si se tiene en cuenta el calado literario de sus textos. La violencia de género, la autosuficiencia, el machismo... Son canciones escritas en femenino singular, donde el amor se hace poesía con una naturalidad extraordinaria.

Otro grupo que sobresalió sin duda alguna fue “Stravaganzza” con canciones como “Impotencia”, “Cárcel de piel y hueso”, “Odio” y las que más éxito tuvieron entre todos los fans: “Hijos de la luna”, “Dios”, y “Arrepentimiento”. Fue curioso comprobar lo bien que se lo estaban pasando los asistentes, bailando de una forma peculiar, es decir, “saltando hasta casi llegar a la luna”, bajo la lluvia, todos vestidos de negro y con largas melenas en la zona New Rock. Hay que reconocer la gran actuación que hizo el grupo con rasgos teatrales, junto a una chica pintada por todo el cuerpo y prácticamente sin ninguna prenda, que les acompañaba en casi todas sus canciones bailando de una forma muy espectacular.

“Barón Rojo”, que tocó en el mismo escenario más tarde, cumplía 25 años de su disco “Volumen Brutal” y casi toda la hora la dedicaron a tocar canciones de ese disco como “Concierto para ellos”, “Volumen disco” y la que más éxito tuvo, “Resistiré”.




Medina Azahara. / Foto: Eva Bellido.



A las 23:30 en el escenario Matarile no podía haber más gente; jóvenes de todos los puntos de España -sobre todo de Andalucía y más concretamente de Córdoba- esperaban emocionados la actuación de su ídolo Medina Azahara. Empezó animando a la gente tocando las palmas y todos le seguían apasionadamente ,y aunque caían ríos de agua desde la zona superior del escenario, a sus aficionados les daba exactamente igual.

Los temas más cantados por el público fueron “El lago”, “Niños”, “Hijos del amor y la guerra”, “Algo nuevo”, “Sólos tú y yo”, “Otoño”, “Todo tiene su fin”, “Abre la puerta” y sobre todo “Necesito respirar”, que es la canción que hizo que fuera un verdadero éxito. Aunque algunas opiniones del público decían que en comparación con otros conciertos la actuación de ayer tuvo mal sonido, al igual que ocurrió con “Barón Rojo”.

Las actuaciones que más hicieron bailar a los visitantes debido al ritmo de su música fueron la de “Manu Chao” y “Huecco”. En el primero destacaron las canciones “Bienvenida Tijuana”, “Por donde saldrá el sol”, “Mala vida” y “Clandestino”, con las que mucha gente se movió en unos minutos más que en toda la noche. El segundo dio mucho pie al baile con temas tan conocidos como “Apache”, “Tacones Baratos”, “Rayos” y “Mamba Negra”, en la que todos los jóvenes acabaron cansadísimos por el alucinante ritmo de la canción.

Con la actuación de Rosendo se pudo comprobar que los fieles seguidores seguirán siempre ahí y nunca le fallarán. El artista también estuvo en Viña Rock de 2001 y es alucinante la comparación. Este veterano rockero lo dio todo tocando la guitarra como sigue sabiéndolo hacer a la perfección y cantando canciones tan bonitas como “Maneras de vivir” y algunas de su último trabajo.

En el escenario Sennheiser se pudo observar poca afluencia de público durante prácticamente toda la noche, aunque esto cambió con la llegada de “Potato”, un grupo que hace música reggae y que tiene muchísimos seguidores. Agraciadamente sin lluvia en esta ocasión todos disfrutaron con las canciones “El águila domina en el mundo entero”, “Reggae sobre una pata”, “Sube” y la que más parecía emocionar a prácticamente todos los aficionados: “Una introducción de la canción de Jony Brusko”.

Noticias relacionadas

'Bohemian Rhapsody', la canción del siglo XX más escuchada en streaming

La canción se lanzó como single el 31 de octubre de 1975

Love of Lesbian se unen al SanSan Festival 2019

La sexta edición se celebrará del 18 al 20 de abril

Passenger anuncia concierto en Madrid en abril

Presentarán su nuevo álbum en el Teatro Barceló

Nena Daconte estrena el single 'Mi Mala Suerte'

anciones sin artificios; directas, sencillas y con letras disparando al corazón

Pasión Vega presenta la reedición de su disco '40 Quilates'

Una sesión íntima, en directo y sin atrezzo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris