Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Revista-zonajoven

Etiquetas:   Educación   -   Sección:   Revista-zonajoven

Nueva reforma de Bachiller ¿Será esta la solución?

Yolanda Téllez Vaquero
Redacción
lunes, 30 de abril de 2007, 22:00 h (CET)
Si no tuvimos bastante con la LOE (Ley Orgánica de Educación), sobre todo por las discrepancias que creó, ahora el Gobierno propone una reforma de Bachiller dentro de la LOE, que de nuevo está generando todo tipo de opiniones.

Esta nueva reforma del Bachillerato refuerza la carga lectiva de las asignaturas propias de cada modalidad, que pasaría a 540 horas (90 por materia), mientras que los desarrollos de la LOGSE y LOCE anteriores establecían 420 y 450 horas respectivamente.

Las modalidades de Bachillerato serán tres: Artes, que tendrá dos vías: Escénicas y Plásticas, Ciencias y Tecnología y Humanidades y Ciencias Sociales. Todos los alumnos estudiarán materias comunes, entre ellas la nueva Ciencias para el Mundo Contemporáneo y Filosofía y Ciudadanía la cual incluye un bloque de Filosofía “moral y política”, además de Educación Física, Historia de la Filosofía, Historia de España, Lengua y Literatura Castellana, lengua cooficial si la hubiera y Lengua Extranjera.

Pero el gran cambio no se encuentra ahí sino en el sistema de promoción de curso, ya que la nueva reforma permite a los alumnos que hayan suspendido más de dos asignaturas y menos de la mitad de las materias de primero que no repitan el curso completo sino que se matriculen de las asignaturas suspensas. Además, podrán matricularse también de algunas asignaturas de segundo

De esta forma parece que más que en Bachiller nos encontramos en la Universidad, donde los alumnos pueden elegir de que asignaturas matricularse. Y esta es la nueva ley del Gobierno para frenar el abandono escolar: dejar que los alumnos suspendan más y puedan medio promocionar de curso. Eso sí, por lo menos de esta forma las estadísticas mostrarán que el fracaso no es tan alto, y parece que eso es lo que interesa, que los datos sean mejores aunque el sistema siga sin funcionar.

En cuestión de menos de 20 años el sistema educativo ha ido cambiando constantemente. Primero la LOGSE, luego la LOCE, y por último la LOE, a la que ahora se añade esta nueva reforma de Bachiller.

El problema siempre el mismo, los grandes niveles de fracaso y abandono escolar existentes en nuestro país. Y además por no hablar de lo poco preparados que salimos cada vez más los alumnos al mundo laboral. Está claro que la educación no funciona, y que cada vez el nivel educativo en España es mucho más bajo. Por su parte el Gobierno responde con numerosas reformas cambiando los planes de estudio, pero ¿es ésta la solución? ¿Funciona cambiar constantemente la ley educativa?

Quizá si, quizá no. A mi parecer el sistema educativo se ha convertido en un laboratorio donde alumnos y profesores actúan como cobayas a los que se les realizan pruebas hasta encontrar la solución correcta. Quizá la solución no está en modificar constantemente el sistema educativo, sino ver donde está la raíz del problema, como se puede mejorar lo ya existente y a partir de ahí caminar hacia un mundo educativo mejor. Por ahora esto es lo que hay, el tiempo mostrará si es viable o no.

Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris