Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

¿Qué se hizo de la famosa 'honradez' socialista?

Miguel Massanet
Miguel Massanet
domingo, 29 de abril de 2007, 09:48 h (CET)
Lo malo de tirar la piedra sin estar limpio de culpa es que, al lanzador, le puede ocurrir como a aquel que escupe hacia el cielo, o sea, que le caiga el escupitajo en la cara o la piedra en la testuz. A los socialistas les está pasando que tanta porquería han lanzado contra sus adversarios políticos, concretamente contra el PP, que ahora, cuando empiezan a descubrirse algunas de sus fechorías, lo van a tener difícil para disimular ante sus electores. Es cierto que en todas partes cuecen habas y que la corrupción es muy difícil de evitar sean los culpable del color que sean. Los corruptos - que no 'corruto', como dice el 'letrado' Pepiño Blanco - siempre han existido, pero es obvio que aquellos que se han dedicado a escenificar una caza de brujas -con detenciones aparatosas y redadas filmadas, de los supuestos culpables- contra los responsables de los municipios regidos por el PP, se están quedando en porretas ante sus electores al salir a la luz su hipocresía al dedicarse a acusar a los otros de aquello que ellos mismos practican.

Que los socialistas son pioneros en esto de sacar tajada de sus cargos no es cosa nueva. Durante la presidencia del señor González, los casos de aquellos que se forraron robando de las arcas del Estado fueron tan numerosos y escandalosos que, al fin, les costó la legislatura; sin embargo, con la llegada del señor Zapatero a la presidencia del gobierno, parecía que se había producido una cierta regeneración dentro del partido y que se iba a imponer una política de manos limpias y transparencia en la gestión de la Administración.

Vean, señores, por donde los españoles nos hemos quedado sorprendidos al ver que rascando un poco la epidermis de los que nos gobiernan ocurre, como en aquella famosa serie de los lagartos que vinieron del espacio, que debajo de su apariencia humana surgía la correosa piel de un saurio. En este caso la piel de saurio no es más que el afán de enriquecimiento y de controlarlo todo de los socialistas que no dudan en utilizar los medios, legales o ilegales, que sean precisos para conseguir su fin. No deja de ser curioso que, hace unos días, en el Congreso se aprobase una ley por la que se admite que las Cajas puedan condonar las deudas a los partidos políticos. Se salvó el PP que tuvo el acierto de rechazarla. ¿Qué justificación tiene que a un particular no se le pueda condonar un crédito, cuando está pasando por un apuro y, en cambio, a un partido político, que todos sabemos que despilfarran el dinero a espuertas en pagas, bicocas, viajes etc. resulta que se le pueden condonar deudas millonarias? Debo reconocer que a los ciudadanos de a pie nos cuesta entenderlo, quizá porque no tenemos la mentalidad de los dirigentes políticos.

Lo malo es que si contemplamos las irregularidades producidas en el asunto de Endesa, con la nefasta intervención de la CNMV y las presiones y triquiñuelas de la Oficina de la Presidencia del Gobierno y de sus dirigentes; por una parte, y el caso de corrupción que se ha destapado en el partido socialista de Ibiza (mil quinientos millones) que, por lo visto, no se ha quedado en un simple asunto de corrupción local - bastante feo por cierto -, sino que sus tentáculos se extienden hasta la propia dirección del PSOE en Madrid, por la otra; no podemos menos que quedar estupefactos ante tamaña cara dura

. Bueno, que les voy a decir, yo no sé si el Pepiño Blanco está enfangado en lo de Ibiza, pero hay quienes afirman que sí; hasta un antiguo dirigente socialista, un tal Roque López, afirma que, el locuaz Pepito Grillo, fue quien autorizó directamente el cobro de las comisiones. Será cierto o no, teniendo en cuenta los antecedentes del señor Blanco no me atrevería a poner la mano en el fuego por su inocencia. Como se podría esperar, las palabras 'montaje' y 'venganza' han salido inmediatamente a relucir en boca de los presuntos implicados, acompañadas de amenazas de 'acudir a los tribunales'. Típico y tópico, pero de lo que parece que no hay ninguna duda es de que se han cobrado comisiones millonarias por conceder unas obras en el centro de la ciudad. Lo que ocurre es que es muy amargo tener que tragarse la medicina que ellos se han dedicado a administrar a sus rivales políticos. Debe resultar especialmente humillante verse convertidos, de la noche a la mañana, de acusadores en acusados (esto supongo que el señor Blanco es capaz de comprenderlo), de verdugos en reos y de tiranos en esclavos; pero, así son las cosas del mundo, unas veces en la cima y otras en el foso, ¡qué le vamos a hacer!

Pero, amigos, no pierdan de vista lo de las listas de la ETA. Sí, estas que Conde Pumpido dice que son legales; estén seguros de que, si el señor Fiscal General lo afirma así, es que están cuajadas, cuajaditas, de etarras. Zapatero se la juega al órdago porque si no cumple las instrucciones de los abertzales, si no consigue que entren en los ayuntamientos y las autonomías o, digámolo sin ambajes, no consigue que se hagan con Navarra para completar la Nación Vasca; es posible que los gudaris de la banda le pongan las cosas difíciles. Les bastaría destapar lo que esconden los famosos acuerdos de Suiza. Mientras tanto sigue el culebrón de Catalunya y su Komintern integrado por el Tripartito. Ahora ha salido el, retirado, señor Maragall para decir que, visto lo visto, no valía la pena tanto follón por el Estatut. Nosotros ya hace tiempo que lo decíamos pero, como no somos nadie, nadie nos escuchó.

Noticias relacionadas

Diesel

El exceso de emisiones de los motores diésel está causando 5.000 muertes anuales en Europa

¿Hacia un Golpe de Estado en España?

¿De la III República al Golpe blando?

España encerrada en sí misma

Justo en la esquina de la calle donde me crié en Vigo había un quiosco de barrio

Una puta mierda de sentencia

La sentencia condenatoria contra él es una desgracia para todos los españoles

La conciencia, un instrumento muy útil para la vida

Cuando el ser humano fallece, la energía que ha estado emitiendo no se destruye
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris