Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Conflictos y dilemas   -   Sección:   Opinión

El Candidato (II)

Francisco Montesano
Francisco Montesano
domingo, 29 de abril de 2007, 09:48 h (CET)
La puja interna del PJ no tardó ni un segundo en florecer. Apenas se conoció la decisión de Daniel Scioli de integrar la fórmula con Néstor Kirchner, Carlos Menem dijo que Daniel Scioli fue “invento” suyo. En sus declaraciones, el ex presidente sostuvo que fue él quien colocó a Scioli en la política al afirmar que "como tantos otros" fue un invento suyo, "pero bueno, el tiene todo el derecho de realizarse políticamente y si elige este camino hay que respetarlo", expresó Menem finalmente.

Al tiempo que la plana mayor de la Secretaría de Turismo y Deporte hizo fila delante del ex motonauta para presentarle su renuncia. Más allá de las formalidades, el paso al costado del ahora ex equipo de trabajo del candidato a vice tenia un claro motivo: todos respondian políticamente a Carlos Menem. (Pagina/12)

Scioli con sus discursos superficiales el domingo 15 de Junio de 1997, en un reportaje a La Nación y frente a lo que seria su estreno formal en la política, los comicios internos del PJ porteño con Miguel Angel Toma, decia : “ -¿Por qué respaldó a Duhalde? -Algunos quisieron enfrentarme con el gobernador bonaerense, pero si hoy gano o pierdo es con Toma, no con Duhalde. -¿La elección interna se convirtió en una puja entre menemistas y duhaldistas? - Un sector pretendió plantear un enfrentamiento Menem-Duhalde que no existe. No comprenden que el PJ tiene que estar unido, porque las divisiones internas incentivan a la oposición. Además no se dan cuenta que el Presidente y el gobernador, hace mucho tiempo, tiran de la misma soga. -Pero a usted lo apadrina Menem y la lista de Toma está integrada por duhaldistas... -Insisto, los que piensan de esa forma dividen al PJ y esto no nos conviene electoralmente, menos en un distrito tradicionalmente adverso como es la Capital. Quiero que el PJ porteño se agrande.”

Era una puja electoral con doble lectura proyectos políticos que se enfrentaban. El justicialismo de la Capital Federal elegía a sus candidatos a diputados nacionales por el distrito porteño con vista a las elecciones legislativas de octubre, en lo que seria una pulseada entre el hijo político del Presidente, Daniel Scioli, y el duhaldista Miguel Angel Toma.

A pesar de que tanto Menem como Eduardo Duhalde intentaron tomar distancia de los comicios porteños, la marca de ambos se reconocía en las dos listas con mayor peso en la elección.

Pero Scioli con su conveniente posición alejada de cualquier disputa interna, deseaba permanecer en paz con ambos bandos, nunca se sabe de qué lado sopla el viento y el quería estar resguardado, como la historia posterior lo demostró.

Según sus declaraciones cuando compartió un almuerzo con el aspirante justicialista a legislador porteño Octavio Frigerio, en 1997, instó a "no detener este crecimiento espectacular y no caer en la trampa de las falsas promesas de quienes hoy dicen apoyar el modelo, pero siempre hicieron lo contrario. El 26 vamos a dar una sorpresa en la Capital, porque va a quedar demostrado que mucha más gente de la que algunos creen va a votar para seguir cuidando y fortaleciendo este modelo iniciado en 1989", aseguró.

Este mismo político es quien en febrero de 2003, aprovechó la atención pública puesta en el acto de lanzamiento de la fórmula en la que acompañaba a Néstor Kirchner para enterrar los recuerdos de su reciente militancia política en las filas de Carlos Menem.

Casi como al pasar, en medio de su distendido discurso de debut, el ex motonauta exaltó la figura de Eduardo Duhalde, señaló que la Argentina "no debe volver al pasado" y advirtió que no va a escuchar "llamados a la reflexión".

La alusión a Menem era tan obvia que no necesitó mencionarlo y los funcionarios y militantes presentes en el teatro Ateneo estallaron en aplausos. A su turno, el por entonces candidato presidencial se encargó de reforzar la idea de la "independencia" de Scioli. "En política, nadie es propiedad de nadie", dijo Kirchner, casi al empezar su alocución.

Es quien tambien declaro,¿Sigue pensando que Menem fue un gran presidente?-Hubo cosas buenas y cosas que se hicieron mal. No soy hipócrita. No digo "está todo mal" o "está todo bien". Es cierto también que el país sufrió la falta de competitividad, la caída de la producción nacional... Yo mismo lo vi con las pequeñas empresas de mis familiares. Pero no creo que haya que enredarse en la discusión de quién tiene la culpa por lo que pasó, sino pensar en cómo salir. Ahora pasamos la mitad del río y tenemos que hacer fuerza para llegar al destino. -¿Piensa en convertirse en nexo entre los sectores del peronismo hoy enfrentados? -Ya lo soy. Yo hablo con todos. No descalifico a Menem. Rodríguez Saá ni me conocía y me confió un puesto en el gobierno. Más tarde, Duhalde me convocó para seguir. Hay que ser positivo. Yo aspiro a que el próximo presidente pueda dar garantías de gobernabilidad”.

De acuerdo a lo que circula por la red -1)Daniel Scioli construyó un quincho ilegal en un aire y luz de su edificio de Callao y Posadas, que luego se incendió y causó la muerte del portero que intentaba salvar a un chica cercada por el fuego.

2) Scioli nunca pagó los US$ 200.000 de daños por la destrucción total del inmueble de su vecino del piso de arriba, el Sr. Maradan, de nacionalidad suiza. Scioli se declaró insolvente.

3) Karina Rabollini, su eterna novia, le debía más de US$ 2 millones al Banco de la Provincia de Buenos Aires que pasaron al fideicomiso de la provincia, es decir entre los incobrables.

4) Gracias a sus vinculaciones políticas tuvo un millonario contrato de la YPF estatal como sponsor de su lancha.

5) Daniel Scioli culpó de la quiebra y del contrabando a su propio padre para evitar dar explicaciones judiciales y hacerse cargo de su conducta. Obviamente sus acreedores nunca vieron un peso.

6) Daniel Scioli ha manejado con discrecionalidad absoluta y mediante contratación directa el presupuesto de $ 33 millones de publicidad de la Secretaría de Turismo.

Todos los argentinos sabemos adónde fue esa plata: a hacernos creer que gracias a Scioli (y no a la devaluación) creció el turismo interno. Por cada peso que esa Secretaría gasta en promover el turismo, gasta otros 7 en promover la figura de Scioli. El escándalo es tan grande que Scioli negoció retener el área de turismo para no ser investigado.

Este es el postulante, que no necesita mas presentación, es quien nos quieren presentar como el candidato ideal para la Provincia más importante de la Nación, la Provincia de Buenos Aires.

Noticias relacionadas

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris