Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

¿Murieron por ignorantes?

Pascual Mogica
Pascual Mogica
jueves, 26 de abril de 2007, 09:45 h (CET)
Desde hace algunos años vengo recopilando, con la intención de plasmarlas en un libro, todas aquellas sentencias que se publican en los medios de comunicación que sin duda alguna tendrán su base técnica por que en caso contrario es para que a los ciudadanos se nos pongan los pelos como espárragos trigueros ante estas sentencias que por mucho que nos esforcemos no acertamos a entender. Como para muestra sirve un solo botón, voy a citar una autorización de una juez de Alicante que mereció ser publicada en un periódico provincial: En dicha autorización se autorizaba a una mujer, que estaba bajo arresto domiciliario, a que pudiera salir a comprar droga. Según la juez la arrestada “dada su adicción a las drogas, necesitaba abandonar su domicilio unos diez minutos diarios para comprarla” Esto ocurrió en mayo de 1996. Las hay mucho más sorprendentes.

Viene esto a colación por la decisión de un juez de archivar una causa de mal trato por que la mujer afectada tiene un alto nivel formativo. Al parecer ejerce como profesora de instituto. Tamaña resolución solo se le ocurre a una persona que pueda estar traumatizada por alguna mala experiencia que hubiera podido sufrir por parte de alguna de sus profesoras en su época de estudiante de bachillerato y que por dicho motivo tenga una cierta animosidad para con estas enseñantes.

Decir que una mujer intelectualmente preparada, como es el caso de la profesora, no debió soportar durante tantos años desprecios, humillaciones y malos tratos sicológicos, es tanto como no tener en cuenta una cuestión esencial: que unos conocimientos de historia, de matemáticas, de ciencia, de lenguaje o de cualquier otra materia formativa no forman, en la persona especializada en estas u otras materias, un carácter fuerte, o suficiente, que le sirva para defenderse de cualquier atropello o abuso por parte de otro individuo.

Pero hay algo en la decisión de este juez que me ha llamado poderosamente la atención y la causa no es otra que me lleva a pensar si con su decisión, este trabajador de la Justicia, sin pretenderlo, quiero pensar que sea así, nos está queriendo decir que el largo calvario, hasta su muerte, que han sufrido muchas, muchísimas mujeres maltratadas, es por que eran unas ignorantes. El cualquier caso se me permitirá que, por mi libre derecho a opinar, diga que la inteligencia de este juez no me parece que esté suficientemente “cultivada”. Creo que le faltan dos o tres riegos y un buen abonado.

Noticias relacionadas

La conciencia, un instrumento muy útil para la vida

Cuando el ser humano fallece, la energía que ha estado emitiendo no se destruye

Maduro, Sánchez y el desmadre separatista

“Sé consciente de la diferencia entre análisis amigable y crítica destructiva. Observa si el propósito de tus palabras es ayudar, desahogarte o hacer daño” Napoleón Hill

Arte sacro

El arte sacro sirve para neutralizar la gravedad de la idolatría

La amenaza de una proposición de ley

La ideología de género es un ataque a nuestras mismas raíces

Campaña independentista en Cataluña

Ya ha comenzado el pasado jueves la campaña por el sí a la independencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris