Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Las prácticas religiosas logran una mayor estabilidad familiar

Jesús D. Mez Madrid
Redacción
martes, 24 de abril de 2007, 21:32 h (CET)
El último estudio realizado por la Fundación Heritage recoge que las prácticas religiosas logran una mayor estabilidad familiar y que además fortalece el matrimonio.

Para poder demostrar los beneficios sociales de la religión, Patrik F. Fagan, investigador de la Fundación Heritage, se ha apoyado en los efectos que ejerce en las clases humildes reduciendo la incidencia de los abusos domésticos, el crimen, el consumo de drogas, alcohol o tabaco y su repercusión en una mejora de la salud mental y física en lo que, según el investigador, es un efecto de carácter intergeneracional que "los abuelos y padres transfieren a las siguientes generaciones".

"La práctica de la religión es un antídoto poderoso a los problemas sociales más urgentes, muchos de los cuales han alcanzado proporciones históricas", señala Fagan. El trabajo destaca que a pesar de los beneficios sociales de la religión, "la expresión de la fe en el terreno público se ha tropezado con muchos obstáculos", por lo que reclama la colaboración de los legisladores en la elaboración de fórmulas apropiadas que se integren dentro de las normas constitucionales para explorar el impacto de la práctica religiosa en la sociedad y, si es apropiado, "reconocer su papel e importancia". Tal vez sería conveniente que nuestro Gobierno y el partido que lo sustenta hicieran un estudio detenido del documento elaborado por la Fundación.

Noticias relacionadas

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris