Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

Las cosas siguen bien

Pascual Falces
Pascual Falces
martes, 24 de abril de 2007, 09:09 h (CET)
El “natural optimismo” no sólo es consecuencia de estar satisfecho el componente animal del hombre. Ni siquiera todos los que lo están se sienten de ese modo. Bien se sabe que a la botella medio consumida unos la ven medio llena, y otros, medio vacía. En esto pasa como con todo, unos prevén el futuro fantástico y de color de rosa, mientras otros se angustian con los negros presagios del oscuro porvenir.

Durante la temporada previa de elecciones, las inauguraciones se suceden como demostración de haber cumplido y merecer el siguiente mandato, contribuyendo a la sensación de que todo marcha con viento en popa. Hasta la oposición hace promesas de mejorarlo todo, “todavía más”. ¿Qué preocupaciones caben?

Una consecuencia de tal situación, pudiera ser la de que de ello participe, también, la Bolsa del mercado nacional de Valores. Máximos históricos. Y como titulaba ayer la guapetona Carmen Tomás su columna-crónica bursátil en este mismo Diario, “Subida y con volumen”, es decir, dinero no falta, y en algún lugar seguro hay que ponerlo. Además, deben acontecer parecidos motivos en la “Bolsa de las bolsas”, “Wall Street”, como se le conoce. De nuevo, máximos históricos. Y más a más, la bolsa de México ha registrado igualmente, la semana pasada, su máximo histórico, siendo la vigésima vez que lo alcanza en lo que lleva transcurrido de año. Imparable.

Es posible que el “gran capital” –enorme-, y el popular – dicharachero y modesto-, hayan decidido “pasar” de política. Una actitud a tener en cuenta. Al menos en España, EE.UU. y México. En nuestro país sólo se habla de crispación, crispación, y crispación… y de cómo meter el dedo en el ojo del contrario. Los Estados Unidos asisten a un “coro de enterradores” que esperan ver desaparecer para siempre a la actual Administración. Y, en México, parecen haberse superado aquellos preocupantes días del verano pasado en que la izquierda más retrógrada ocupó durante semanas con tiendas de campaña, cocinas portátiles y lechos improvisados, las principales calles y avenidas de la capital del Estado. ¿Van bien las cosas, o no? ¿Qué pensará de ello el público en general? ¡Hasta mañana!...

Noticias relacionadas

Heroínas antifascistas de ayer y hoy

Irracionalismo independentista

El ejecutivo ha hecho valer su legítimo poder para parar el incumplimiento del ordenamiento jurídico

El otoño de la vergüenza. España amenazada

La excesiva tolerancia y el desconocimiento de la verdadera amenaza que representa para España el separatismo catalán, atenazan al Gobierno

Al sol y a solas

Patios o cómo está el patio (I)

Disyuntivas crueles

¡Nos asaltan a mansalva! ¿Encontraremos el seso suficiente para afrontarlas?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris