Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Hay más que un simple cambio de circunstancias

Jesús Domingo Martínez (Gerona)
Redacción
lunes, 23 de abril de 2007, 21:53 h (CET)
En los últimos días recurrimos con frecuencia a un análisis histórico, tan cierto como insuficiente. Es verdad que hubo un “espíritu de la transición” que se plasmó sobre todo en el consenso constitucional y que ésta es otra época, más competitiva y con menos objetivos generales que amortigüen la contraposición de intereses. Pero yo creo que hay más que un simple cambio de circunstancias; lo que hay es un cambio en los valores que afectan a la sociedad y no sólo a la clase política. Nos hemos dejado invadir demasiado por una especie de “cultura del espectáculo” aplicada a la política, por una tendencia al individualismo agresivo que a veces degenera en intransigencia radical. Y no estaría de más recuperar el gusto por la amabilidad en la discrepancia, aceptando que la cosa pública tiene un efecto ejemplarizante, para bien o para mal, según sea la orientación de las actitudes percibidas. Dicho de otro modo, urge poner en práctica una pedagogía de la tolerancia y hacerlo ya desde los niveles iniciales del sistema educativo.

Dado que se trata de una responsabilidad colectiva, deberían comprometerse en la tarea muchas otras instancias: por ejemplo, los creadores de opinión, los medios de comunicación, los referentes culturales o deportivos que tanto influyen sobre la sociedad. Créanme o no, pero la actitud de algunos políticos y de otros que se llaman artistas o intelectuales, la considero muy preocupante.

Noticias relacionadas

Diesel

El exceso de emisiones de los motores diésel está causando 5.000 muertes anuales en Europa

¿Hacia un Golpe de Estado en España?

¿De la III República al Golpe blando?

España encerrada en sí misma

Justo en la esquina de la calle donde me crié en Vigo había un quiosco de barrio

Una puta mierda de sentencia

La sentencia condenatoria contra él es una desgracia para todos los españoles

La conciencia, un instrumento muy útil para la vida

Cuando el ser humano fallece, la energía que ha estado emitiendo no se destruye
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris