Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

Rajoy frente a los cien

Pascual Mogica
Pascual Mogica
domingo, 22 de abril de 2007, 03:46 h (CET)
Recién acabada la intervención de Mariano Rajoy, en TVE, ante cien españoles de a pie, me he puesto a escribir este comentario para exponer mi parecer sobre lo que me ha parecido dicha comparecencia.

He visto a un Rajoy bastante incómodo a la hora de responder a la mayoría de las preguntas que le formularon. Solo lo he encontrado cómodo en aquellas que se referían al terrorismo porque le daban la oportunidad de responder sobre una cuestión que él cree que domina: Otegui-De Juana, De Juana-Otegui y de ahí no hay quien le saque.

Cuando la cosa ya se elevó a cuestiones de tipo económico, de lo que realmente le preocupa a la gente, Rajoy dijo que él quiere practicar una política como en la India y China “para buscar el bienestar de la gente”. No está Rajoy, muy versado en lo que a la realidad de estos dos países se refiere. Ambos son potencias nucleares. Ambos tienen un crecimiento que hay que reconocer, como también hay que admitir que ese crecimiento no se refleja en un mayor bienestar de sus ciudadanos. Después de conocer el deseo de Rajoy de imitar a estos dos países pensé en apagar el televisor e irme a la cama, pero preferí seguir viendo el programa para ver hasta donde era capaz de llegar. Y llegó. Llegó a querer dar a entender, en tres ocasiones, que los soldados españoles destacados en Afganistán lo estaban por deseo del Gobierno actual, cuando estas tropas fueron enviadas a ese país gobernando el PP, eso sí, bajo el mandato de la ONU, cosa que no ocurrió en Iraq cuando Aznar mandó allí a nuestros soldados. Llegó a cometer la bellaquería de “dejar caer” que en Afganistán habían muerto 19 militares españoles en un intento por culpar al Gobierno de Zapatero, mintió Rajoy, se “olvidó” de las 62 del Yak-42 víctimas del alquiler de aquellos ataúdes volantes en los que Federico Trillo, ministro de Defensa del Gobierno de Aznar, los hacía ir de aquí para allá, por ahorrarse unos miserables euros. Hasta ahí llegó Rajoy.

Esta noche de Rajoy ante los cien, Rajoy ha dejado a Acebes en pañales. ¿Cómo puede ir por ahí un individuo que pretende gobernarnos a los españoles mintiendo e intentando tomarle el pelo a la gente? Vergonzoso.

Noticias relacionadas

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris