Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¿Por qué una ley innecesaria?

Xus D. Madrid (Gerona)
Redacción
domingo, 22 de abril de 2007, 14:25 h (CET)
Ante la inmediata aprobación de la ley española de Investigación en Biomedicina cabe preguntarse ¿Es "imprescindible" la investigación con "gametos, embriones o células embrionarias (...) en el ámbito de la terapia celular y la medicina regenerativa", tal y como se dice en la exposición de motivos de la ley? La respuesta, si tenemos en cuenta los resultados, es negativa. Los avances en medicina regenerativa se están produciendo todos en otras áreas que no reciben suficiente atención legislativa ni presupuestaria. Es así que la ley confunde intencionadamente a la opinión pública sobre este importante aspecto.

La ley afirma que "prohíbe expresamente la constitución de preembriones y embriones humanos con fines de experimentación", cosa que no es cierta. La creación intencionada de embriones sobrantes de la fecundación "in vitro" que no se van a implantar permite el recurso a los mismos para experimentación en una medida que supera ampliamente las "necesidades actuales". Es más, produce una práctica incautación de embriones al cabo de cuatro años que presumiblemente se utilizarán en investigación. Hay una presunción investigadora si no hay disposición expresa en contrario. De esta forma, se burla la protección jurídica y las exigencias constitucionales. Por otra parte se permite la denominada transferencia nuclear, es decir, los intentos de clonación; el producto podría ser un embrión en ningún caso transferible, por lo que su destino es la investigación.

Tampoco se explica porque una ley general presta una desmesurada atención a un área mínima de la investigación biomédica, la clonación y los embriones. ¿Por qué este interés y atención legislativa? Estoy convencido que esto sólo se explica por la tendencia radical de la mayoría legisladora y por el peso del lobby de la reproducción artificial.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XXXVIII)

¿Quizá fuese eso lo que pretendía para sus “hijos” el marqués emérito de Peralta, don Josemaría Escrivá de Balaguer Albás y Blanc?

¡Alerta roja! España en peligro por el avance separatista

“Ríe de tus lágrimas mientras las lloras” Mark Manson.

La injusticia no es inmune

"Nos corresponde hacer del mundo un lugar para todos"

La soberanía judicial española

“ Deducir que el delito de rebelión supone una exoneración del mismo, solo por haber denegado dicha Corte la euroorden del Tribunal Supremo que pesa sobre el fugado Puigdemont para el delito de rebelión, es una falacia más de los independentistas catalanes”

Milagros

Casi todo el mundo cree que los milagros son el resultado de aplicar fórmulas mágicas o de la intervención directa de Dios
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris