Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

El PP debe mantener sus principios

Miguel Massanet
Miguel Massanet
sábado, 21 de abril de 2007, 08:52 h (CET)
Debo reconocer que, en ocasiones, siento tener que hablar sobre ciertas cosas; debo admitir que no siempre es del gusto de uno el tener que sacar los defectos de quienes representan, con más o menos eficacia, sus propias ideas y, también, que daría la uña de mi dedo meñique para que actitudes equívocas, determinadas decisiones o discutibles actuaciones fueran erradicadas del seno del partido a quien voto habitualmente. Pero no me queda más remedio que reconocer que ya son varias las veces que, teniendo a huevo el poder darle un buen garrotazo al partido que nos gobierna, desaprovechan la ocasión y dan oxígeno a sus adversarios para que se aprovechen de la ocasión y, con la habilidad que les caracteriza para esparcir la cizaña, acaben sacando provecho de ello.

Mi paisano el señor Matas, quizá imbuido del espíritu politiquero del señor Piqué o acaso embelesado por el suave perfume del mar Mediterráneo, que parece que tiene malos influjos sobre los representantes del PP que residen en zonas bañadas por sus cálidas aguas; lo cierto es que no ha tenido mejor ocurrencia que fichar, para ocupar un lugar en las listas del PP para las próximas elecciones de Mayo, a la ganadora del último Premio Planeta, la escritora Mari Pau Jané. A simple vista no parece que la cosa sea grave, siempre cuando no se tenga en cuenta que la joven mallorquina se ha cansado, por activa y por pasiva, de decir pestes sobre el Partido Popular; se ha hastiado de decir a todos los que la hayan querido escuchar, que ella pertenecía, al menos en cuanto a ideales, a Convergencia de Catalunya y que, en absoluto está de acuerdo con el señor Rajoy. Con estos antecedentes, que por lo visto no han preocupado al señor Matas, nos parece que la nueva adquisición del PP de Baleares dista mucho de adecuarse al perfil que los votantes de este partido nos hemos imaginado para quienes han de ser los que nos representen en este país.

Lo peor del caso es que parece que el afán de protagonismo y los errores que, sin duda, ha cometido el PP en las Baleares, le exigen a su presidente, para salvar algo del naufragio, el dar un giro hacia los nacionalismos. Lo hizo Piqué con la “oportuna” adscripción de la señora Montserrat Nebrera, una persona preparada e inteligente, pero que, sin duda, no es de la fibra política de los populares; resultado: salió por libre y le propinó un sonado disgusto al PP cuando convocó una cena para exponer su particular proyecto político. Una bofetada a Piqué y otra para los votantes del partido. Supongo que el señor Matas no será desconocedor del peligro que supone meter en sus listas electorales una persona como la Jané, de conocidas ideas nacionalistas e izquierdosas; me imagino que habrá consultado con Rajoy antes de dar un paso de esta naturaleza; conjeturo que, al menos, lo habrá consultado con su esposa y con la almohada, para haber llegado a la conclusión de que es lo mejor que puede hacer. Porque lo que si le podemos decir es que somos muchos, muchísimos, los que nos sentimos incapaces de digerir una estupidez de semejante calibre.

Los viejos votantes del PP tenemos la sensación de que en el partido está empezando a ocurrir algo que siempre nos temíamos que pudiese acontecer, pero que pensábamos que, con la llegada de Aznar, había quedado conjurado para siempre. Para mí, sin ninguna duda, el señor Aznar, el tan denostado por la oposición jefe del anterior gobierno, tuvo la clarividencia de, además de sacar a España del hoyo en que la habían metido los socialistas, además de revitalizar su economía y además de situarla en uno de los primeros lugares en el concierto de las naciones; fue capaz de instaurar una disciplina férrea dentro del partido, de acabar con los caciquismos locales y de encauzar todas la capacidades de quienes estaban al frente del mismo hacia un objetivo claro y concreto: mejorar España, prestigiarla en el extranjero y sacarla del fárrago económico en el que estaba encallada. Ahora, sin embargo, con el señor Rajoy, una excelente persona, dotado de cualidades extraordinarias para ser un magnífico presidente del gobierno; sin embargo, adolece de un defecto que, para un lider de un partido, puede llegar a ser letal. No tiene la suficiente energía o teme aplicarla, para poner en vereda a estos delfines que amenazan con significarse para no perder el carro de una posible sucesión en la dirección del partido. Lo malo de los Piqués, Gallardones, Matas y Camps es que no tienen suficiente entidad para ocupar el puesto al que aspiran; lo rechazable es que, para irse situando como aspirantes a la Moncloa, se desentiendan de los ideales, que siempre a propugnado el PP, para perderse en operaciones de coqueteo con otras tendencias políticas que, precisamente, han puesto su máximo interés en conseguir crear una fractura entre los populares para lograr instaurar un partido bisagra de derechas o democristiano, que acabe con la posible competencia de los populares como alternativa a la gobernación del país.

El divide y vencerás no debiera ser desconocido para estos que se creen que pueden ir por libre, y que se llevarán los votos de los que creemos que los ideales deben estar por encima de cualquier veleidad personal. Lo que si les puedo asegurar a todas estas ratas de biblioteca es que, por lo menos en lo que a mí se refiere, no voy a darles mi voto; antes prefiero abstenerme que favorecer tales insidias. No olvidemos que, como dijo Raimundo Lulio: 'Los caminos de la lealtad son simpre rectos'. Tomen nota los navegantes.

Noticias relacionadas

Noticias que impactan...

O ya no

Marta Rovira, feminista, lenguaraz, embustera y manipuladora

"Hay un límite donde la tolerancia deja de ser virtud” B. Burke

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris