Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Las plumas y los tinteros   -   Sección:   Opinión

La guapa de la clase

Daniel Tercero
Daniel Tercero
viernes, 20 de abril de 2007, 10:00 h (CET)
Es el no va más. Lo último en materia social. La ingeniería cerebral llevada hasta las últimas consecuencias. El deseo de todo mochuelo que ahora, en este mismo momento, estará decidiendo si dedicarse a la política. Porque, como sabrán, en España la gente se dedica al toreo, a la mecánica, al derecho, a la pedagogía y a la política. Sí, sí... Debemos ser los únicos bípedos que dejamos la tarea del buen gobierno a los peor capacitados para el sector privado. Pero hoy quería hablarles de ella.

Maria de la Pau Janer ha decidido saltar al ruedo político. La mallorquina es escritora y premiada en múltiples ocasiones, además de hija del también escritor mallorquín Gabriel Janer Manila y amigo del presidente de la Comunidad Autónoma Jaume Matas. Así pues, Janer, hija, ha decidido que qué mejor lugar en la plaza política que junto al amigo del padre. Y nada más y nada menos que en el octavo lugar de la lista en las próximas elecciones. Hasta aquí, nada nuevo bajo el sol. ¡A ver si ahora nos vamos a creer que es la primera literata que decide colgar -al menos, temporalmente- la pluma!

Lo esperpéntico del caso, y de ahí el alucine inicial, es que desde que se ha sabido que Maria de la Pau pasará por el filtro de las urnas, con el logo del PP en la papeleta, la escritora, no ha hecho más que despotricar contra... el PP. Que si no comparte la ideología del PP. Que espera seguir siendo la musa de CiU en Cataluña. Que, incluso, llega a compartir la alergia visceral contra el PP de Cataluña. Que no le gusta la política lingüística del PP en la Comunidad Valenciana. Y que, por si eso no fuera poco, está radicalmente en contra de las actitudes del PP a nivel nacional. No seré yo el que defienda al PP, al cual nada me une, pero si yo pensara todo eso, incluso algo menos, del partido que preside Mariano Rajoy, lo último que haría sería presentarme a unas elecciones por el... PP.

La política es lo que tiene. Una promesa por aquí: la consejería de Cultura; unas fotos por allí: la escritora es, además, guapa, y presumida, todo sea dicho; luego, la decisión de destinar el dinero público por otro lado... en fin, las cosas de la política. Pero eso no es todo.

¿No debería decir algo el PP de todo este espectáculo esperpéntico-político-literario? Por elevación, si yo fuera un partido político, y alguien de mis listas piensa eso de mi, lo último que haría sería dejarla que me representase. Pero, suponemos, son cosas de la política. Y del PP, claro, que hoy día todo puede pasar en ese partido.

Sinceramente, lo que yo pienso es que Maria de la Pau está encallada en su próxima novela y el mundo real ya no le inspira lo suficiente. Necesita nuevas emociones. Nuevos viajes. Y qué mayor inspiración que la esquizofrenia política española, y ¡en el PP, señores!

Noticias relacionadas

La prueba de las banderas, ya innecesaria

J. LLano, Madrid

Nosotros estamos en lo cierto y ellos equivocados

G. Seisdedos, Valladolid

El nacionalcatolicismo, la póliza especializada

A. Alonso, Madrid

Democracia es mucho más que poner urnas

M. Palacios, Lleida

La tribu como autodefensa

V. Rodríguez, Zaragona
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris