Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Homomonio

María Fdez. Vicente (Valladolid)
Redacción
lunes, 16 de abril de 2007, 15:11 h (CET)
Por fin, caen en la cuenta, y los mismos que quisieron llamar matrimonio a situaciones que no lo son, están de vuelta. Ahora, os Verdes-Ecopacifistas, con Alejandro Escribano a la cabeza, promueven una iniciativa Legislativa Popular para que se llame homomonio a las uniones homosexuales, y así evitar discusiones en la sociedad y en partidos políticos.

Dar el nombre de una realidad a otra dsitinta, ¿ no es ridículo, además de crear confusión? Homomonio, según su etimología griega, significa unión entre iguales, mientras que matrimonio es la unión estable, comprometida y procreable salvo motivo accidental, entre hombre y mujer. El homomonio es una realidad que está ahí, en un pequeñísimo sector de la sociedad ( los homosexuales no llegan ni al 3% según estadísticas recientes). Como del homomonio no se deriva un bien para la sociedad, no veo por qué se le haya de hacer ley particular. Lo que se impone y debe imponerse es el respeto a la persona con inclinaciones homosexuales, a quien no se debe discriminar por ello.

Aún sabiendo que la verdad duele, los familiares y amigos no deben ocultarla, ellos que se alegran con los caminos rectos que toman los suyos y se disgustan con sus desviaciones. He conocido a homosexuales que no son responsables de serlo y sufren; su situación no me provoca repulsa sino compasión.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XXXVIII)

¿Quizá fuese eso lo que pretendía para sus “hijos” el marqués emérito de Peralta, don Josemaría Escrivá de Balaguer Albás y Blanc?

¡Alerta roja! España en peligro por el avance separatista

“Ríe de tus lágrimas mientras las lloras” Mark Manson.

La injusticia no es inmune

"Nos corresponde hacer del mundo un lugar para todos"

La soberanía judicial española

“ Deducir que el delito de rebelión supone una exoneración del mismo, solo por haber denegado dicha Corte la euroorden del Tribunal Supremo que pesa sobre el fugado Puigdemont para el delito de rebelión, es una falacia más de los independentistas catalanes”

Milagros

Casi todo el mundo cree que los milagros son el resultado de aplicar fórmulas mágicas o de la intervención directa de Dios
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris