Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

San Carlos Borromeo

Elena Baeza (Málaga)
Redacción
domingo, 15 de abril de 2007, 10:02 h (CET)
Se imaginan que el Director de una Escuela Pública, aparece un día diciendo: que en su colegio no se imparte la LOE, “desde ahora el modelo de enseñanza, será el que yo desde ahora voy a implantar…” O que el Jefe Supremo de una Institución por ejemplo: la Policía, la Guardia Civil, u otro organismo oficial, sale con estas. ¿Cuál sería la reacción del Ministerio de Educación o del Defensa? Lógicamente apartar a esta persona y seguir estas Instituciones con sus normas establecidas.

Pues resulta que con la Iglesia Católica no, ahí todo es diferente. De buena primera aparece el sacerdote de San Carlos Borromeo, que micrófono en mano y cámaras al frente, hemos conocido que se comulgaba con rosquillas y turrón, se fumaba dentro de la Iglesia o se realizaban supuestas eucaristías cristiano-musulmanas. Y lo sorprendente aún más, es oír las declaraciones de este sacerdote, ante los medios diciendo: “que no entiende por qué el obispo no cree en su fe y en la de su comunidad”. ¿No será el o ellos, porque hay más de un sacerdote, los que debieran preguntarse honradamente por qué no se ajustan ellos a la fe que predica la Iglesia? También deberían reflexionar los numerosos medios de comunicación que se han dedicado a dar propaganda a esta historieta, silenciando la gran historia de fe que un año más, esta Semana Santa, han vivido millones de católicos de todo el mundo, diariamente rezando, celebrando, predicando y sirviendo a los más necesitados.

Me alegra por tanto por la decisión del cardenal Rouco, por la valiente supresión de esta parroquia y en su lugar ha abierto un centro de Cáritas, para seguir ayudando a los más desfavorecidos de Vallecas.

Noticias relacionadas

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris