Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Al borde del precipicio   -   Sección:  

Sembrando vientos

Antonio Valencia
Antonio Valencia
lunes, 16 de abril de 2007, 09:45 h (CET)
No cabe duda de que Joan Laporta está siendo, en líneas generales, un buen presidente para el Barcelona. Pero tampoco cabe duda de que lo peor de su mandato es su obsesión casi enfermiza en que todos sepamos de qué pie cojea políticamente, utilizando el club como reflejo y plataforma de sus ideas políticas.

Si ya esta política está siendo criticada abiertamente por la multitud de peñistas y aficionados de fuera de Catalunya, el incidente de la pasada semana en el "Mundialito" prebenjamín de Portugal le ha valido críticas, muy merecidas por otra parte, desde todos los ámbitos.

Los hechos son tan rocambolescos como siguen: Barcelona y Valencia llegan a la final del torneo, y la organización tiene por costumbre tocar los himnos del país anfitrión y el de los finalistas. En este caso, primero el español y luego el portugués. Pues bien, al Barcelona no se le ocurre mejor idea que saltar al campo justo después de sonar el himno español, ante el asombro de los organizadores, que no sabían muy bien qué hacer ni qué decir.

Ustedes pensarán que, ante el revuelo organizado, el Barcelona pediría disculpas o, al menos, daría una explicación medianamente razonable a lo ocurrido. Tampoco; la versión del club es que ese equipo no pertenece al club, sino que es una escuela a la que se provee de material de competición del Barcelona (afirmación esta desmentida por la organización, que asegura haber hablado directamente con miembros del staff técnico de Ca'n Barça para la invitación a este torneo).

Vista la política del club blaugrana, va a conseguir ser más odiado que el Real Madrid por los seguidores del resto de equipos españoles (y tiene bastante mérito). Aunque, bien mirado, a eso mismo es a lo que juega el partido del que todos sabemos que Laporta es simpatizante, y eso que nunca lo ha dicho. Demasiada casualidad ¿no?

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris