Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Ideología de género en la EC

Jesús Domingo Martínez
Redacción
sábado, 14 de abril de 2007, 10:05 h (CET)
El bien común es el mayor agregado posible de los bienes personales y de las instituciones sociales valiosas, como el matrimonio, la paternidad y la maternidad, el parentesco, la escuela, la empresa, etc. Esto es lo que configura realmente la sociedad civil en España. Es así que cuando las grandes crisis de los años 80 arrojaron al paro a uno de cada cinco españoles, y el estado era incapaz de atender sus problemas, fue la familia española la que actuó de colchón de la crisis con muchos mejores resultados, según los propios estudios británicos, que el desarrollado por el Welfare State del Reino Unido.

Pero para que la sociedad civil funcione son necesarias las infraestructuras sociales, especialmente las que están en el fundamento de todas las restantes. Esto es, el matrimonio estable, con capacidad de generar descendencia y educarla, y con él las redes de parentesco, no nominales sino reales, que funcionan a través de relaciones presenciales frecuentes y que configuran la componente fundamental, por primigenia, en la formación del capital social.

Ante la crisis institucional en la que nos encontramos sería cómico, si no fuera trágico, la indolencia cuando no ignorancia, sobre cuál es el problema central que va a demoler a la sociedad española, sino lo está haciendo ya, si no se activan importantes respuestas para evitarlo: se llama ideología de género, más conocida como “perspectiva de género”.

La ideología de género persigue liquidar a la familia que llama “tradicional” que no es otra que la familia, punto. Pretende liquidar la condición natural del ser hombre y del ser mujer, que ve en la maternidad un práctica de supeditación de la hembra al macho. La ideología de género es, en definitiva, una ideología que inspirándose malamente en el marxismo proclama la superación del actual modelo de sociedad mediante la transformación de la diferenciación sexual en puras categorías culturales y, por consiguiente, opcionales y elegibles donde tanto da ser hombre, mujer, homosexual, bisexual o transexual. Todo es lo mismo y mudable. Esta es la ideología que se quiere imponer con la nueva asignatura “Educación para la ciudadanía”.

Noticias relacionadas

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris