Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Señor Marius Serra, ¡un poco de seriedad, por favor!

Miguel Massanet
Miguel Massanet
jueves, 12 de abril de 2007, 23:51 h (CET)
Cuando uno colabora en un periódico como La Vanguardia tiene que esforzarse, si se quiere medrar, en acatar las directrices de quienes mandan en él. Ya se sabe que, desde hace unos años, la tendencia política del rotativo catalán va basculando según sea el gobierno de turno; vamos, que nunca se equivocan. Nada, por supuesto, de su pretendida objetividad informativa y, mucho menos, de su supuesta imparcialidad cuando se trata de juzgar al PP o a la derecha. Son estas antítesis que están al uso en las grandes fortunas mediáticas, que apoyan a las izquierdas para que éstas, en recompensa, les permitan seguir gozando con tranquilidad de sus millones. Una postura hábil, seguramente beneficiosa y, por supuesto, deleznable. Pero cuando al colaborador en cuestión le resulta fácil e incluso agradable ceñirse a la postura o línea editorial del periódico en el que colabora, entonces miel sobre hojuelas.

Así ocurre con el señor Marius Serra, uno de los más fieles defensores de la progresía y, como no podía ser menos, un enemigo acérrimo a todo lo que suene a España y a derechas; por ello se permitió escribir un artículo con un título que supongo le pareció muy gracioso, pero que no dejó de ser una más de sus habituales patochadas. El artículo en cuestión se denominaba: 'El Foro del Reuma'.

Veamos señor Marius Serra, para que se entere. Si existe en España -y cuando
digo España incluyo a Catalunya, hasta que se demuestre que se ha independizado del resto del Estado- una institución que pueda merecer el respeto, la consideración y el apoyo del resto de los españoles esta es, sin duda, el Foro de Ermua. El Ayuntamiento de Ermua no sería conocido por casi nadie en toda España, si no hubiera sido porque, en dicha localidad, fue vilmente asesinado, después de un secuestro ignominioso, el concejal del PP, don Miguel Angel Blanco. Por supuesto, tampoco sería tan nombrado si, de aquel hecho, no hubiera surgido un clamor popular, una riada de opiniones airadas, en contra de los métodos criminales de la ETA, que se propagó por todo el territorio nacional, como una metástasis reivindicativa, exigiendo que los asesinos etarras fueran encarcelados, juzgados y condenados por sus fechorías. Aznar los consiguió acorralar y a punto estuvo de terminar con ellos, si no hubiera sido por la fatalidad que se cernió sobre este país, cuando accedieron al gobierno los socialistas encabezados por Rodriguez Zapatero.

Ahora, sin embargo, cuando la banda ha salido reforzada, ha atentado de nuevo y parece en condiciones de reanudar sus tropelías; nos sale usted criticando a los del Foro de Ermua porque, según sus propias palabras: 'en su crispado día a dia Buesa, Savater y compañía no se limitan a combatir a ETA, sino que envueltos en la bandera rojigualda, se esmeran con denuedo en desmontar los mitos y leyendas del nacionalismo vasco mientras se afanan en crear otros a su gusto, como este aireado espíritu de Ermua que ahora resulta que ya no comparten los aludidos'.

Vayamos por partes. Supongo que si usted, es mera hipótesis, hubiera sido uno de los afectados por la barbarie etarra y no residiera, como reside, en un terreno neutral gracias a la oportuna intervención del señor Carod Rovira, quizá también estaria 'crispado' si viera que un gobierno, de su propio partido, se desentiende de las víctimas para buscar, sea como sea y pese a quien pese, pactar y darles una salida política a los asesinos. Por otra parte, el que usted no crea en la patria española (sí, seguramente, creerá con devoción en la patria catalana) no le autoriza a juzgar, despectivamente, a los que se arropan en la bandera rojigualda. Supongo que estará más agusto arrebujado a la bandera 'rojilla' del martillo y la hoz; en cualquier caso, deberá usted reconocer no andar muy sobrado de sensibilidad.

El nacionalismo vasco, por mucho que usted se empeñe en defenderlo, tiene su origen en el señor Sabino Arana y, más en concreto en su obra 'Orígenes de la patria Vasca'(1889), o sea que, antes de esta fecha, de nacionalismo vasco nada de nada. Usted mismo reconoce que son 'mitos' y 'leyendas'. Lo que sucede es que estos inofensivos mitos y leyendas son la causa de que los seguidores del señor Arana, los de la ETA, se dediquen a asesinar a personas inocentes para exigir la independencia del País Vasco y Navarra; y ello, basándose, precisamente, en los mitos y leyendas. ¡Cómo se extraña entonces de que los del Foro de Érmua quieran desmitificar tal espúreo nacionalismo! Deberá reconocer que, el invento de un visionario, no vale la sangre de una sola de las personas que, con tal motivo, han sido masacradas. En cambio, mire por donde, afirma usted que el Espíritu de Ermua es un mito o sea que, para usted, el pedir que se haga justicia es un 'mito' o una 'leyenda'.Simplemente, señor Marius Serra, a esto se le llama mear fuera del tiesto y usted ya está crecidito para hacerlo. Creo que debrería disculparse.

Y es que usted parte de una base falsa. No han modificado su postura los del Foro de Érmua, sino que quienes han dado un giro de ciento ochenta grados, en materia de terrorismo, han sido el PSOE y sus rémoras nacionalistas, cuando se han partado del Pacto por las Libertades y la Ley de Partidos. Por intereses puramente electorales se han dejado chantajear por ETA, hasta el punto de quedar atrapados en sus redes. Ochocientos muertos no merecen que personas, como usted, se burlen de los que piden justicia para ellos y no admiten la rendición del Gobierno. Ya sabe de donde vienen estos lodos, señor Serra, de los rencores que provocó la guerra civil, de aquella contienda que tuvo su causa en los asesinatos cometidos por las hordas comunistas y anarquistas; parece que los hay que echan de menos aquellos tiempos. Allá ellos. Yo, amigablemente, le recomendaría un poco de 'seny' antes de desbarrar en el periódico de los Godó, le sería muy saludable.

Noticias relacionadas

Canta y no llores

Tenemos aun latente un tremendo suceso al que no se le está dando la importancia que tiene, perdido entre tanto dolor e incomprensión

Cuando los filósofos caen en el separatismo

Algunas personas venderían su alma al diablo por un minuto de fama

Heroínas antifascistas de ayer y hoy

Irracionalismo independentista

El ejecutivo ha hecho valer su legítimo poder para parar el incumplimiento del ordenamiento jurídico

El otoño de la vergüenza. España amenazada

La excesiva tolerancia y el desconocimiento de la verdadera amenaza que representa para España el separatismo catalán, atenazan al Gobierno
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris