Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Cuna de vida y amor

Valentín Abelenda (Gerona)
Redacción
jueves, 12 de abril de 2007, 23:34 h (CET)
El Papa, Benedicto XVI, dijo hace unos meses que “El matrimonio es para los católicos cuna de vida y amor”. Francamente, esta afirmación, no sólo como católico sino como ciudadano, me ha llenado de alegría, pues contrasta con la visión de matrimonio que cada día se nos está transmitiendo a través de los medios.

Y es que el matrimonio es el lugar natural de nacimiento y crecimiento de todo hombre, más si se acoge a los hijos como bendición de Dios y se considera que cada niño que nace nos trae la sonrisa de Éste y nos invita a reconocer que la vida es un don suyo que debemos acoger con amor y custodiar con cuidado siempre y en todo momento. En este sentido la familia es la cuna, el lugar donde los hijos se encuentran a gusto, otras ideas de familia no suelen acabar bien, la historia reciente, desgraciadamente, nos muestra múltiples casos.

Noticias relacionadas

Disyuntivas crueles

¡Nos asaltan a mansalva! ¿Encontraremos el seso suficiente para afrontarlas?

Los oráculos se cumplen. El independentismo enfrentado al Estado

“El nacionalismos es la extraña creencias de que un país es mejor que otro por virtud del hecho de que naciste ahí” G.B.Shaw.

La realidad de los profesores

Parece que los docentes tenemos mala fama, pero no está justificada

Nada dura para siempre

Evitemos el dolor. Podemos hacerlo

Sting y la táctica de Rajoy en Cataluña

La táctica de Rajoy en Cataluña es rock. Puro rock
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris