Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

Zapatero: Sin mirada limpia

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
sábado, 7 de abril de 2007, 08:37 h (CET)
Seguimos sin entender que el presidente, Rodríguez Zapatero, no haya hecho declaraciones al saber, por boca del pistolero Lerín, que el Partido Popular es el principal objetivo de la banda. Vemos a Rodríguez Zapatero sin mirada limpia. Otra vez su cobardía y maldad le han llevado al Coto de Doñana, lugar con referencia de mala suerte y peores augurios. Debe ser que se entiende mejor con gansos, patos y peces que con quienes trabajan por la libertad, por la paz y contra el terrorismo. Para colmo, nos enteramos que el pistolero, José Ángel Lerín, formó parte del talde “Zapa”. Como éramos pocos,… ¡Lagarto, lagarto!

La banda no se va a disolver. ETA seguirá echando pulsos al Estado de Derecho, mientras el presidente Rodríguez siga mostrando una actitud complaciente, ruin y masoquista; aunque se muestre sádico y desconcertante con las víctimas y con quienes han vivido el dolor en primera persona. La debilidad del Gobierno es sobradamente conocida por la banda asesina y aprovecha todos los recovecos posibles, que son muchos. Este Gobierno no tiene más recorrido. Llegó como llegó y todo apunta a que abandonará Moncloa con la cerviz agachada y Dios sabe en qué situación. Ángela Merkel ha dejado bien claro que no va a perder un minuto más con gobiernos que apoyan y alientan el terrorismo.

Ya son muchos los que piensan, y dicen, que Rodríguez Zapatero no tiene la mirada limpia. Sin embargo, otras personas de la escena privada, pero comprometidas con la libertad y contra el terrorismo, sí han dado un ejemplo digno de limpieza y admiración. Fernando Savater, líder de “¡Basta Ya!”, se ha tomado la amenaza y acopio de datos sobre su persona, con verdadera filosofía de la que es gran conocedor. Maite Pagaza, cada vez más admirada por la ciudadanía, ha demostrado tenerlos ‘como el caballo de Troya’, además de ser la prueba viva y digna de la valentía diaria, la lucha comprometida, el rigor y el deseo sincero de acabar con la banda y lo que ella supone. Los otros dos elementos sustentantes de la resistencia al terrorismo, bien pueden ser Rosa Díez y Gotzone Mora; pero saben que tras ellos hay un auténtico ejército que apoya sus gestos, admira su dignidad y está con ellos en la lucha diaria.

Cada vez son más los que miran de frente, y acuden con la cabeza erguida, siempre que hay que decir a ETA que se disuelva, entregue las armas y cumpla íntegras las condenas. Por el contrario, el presidente Rodríguez sigue haciendo carantoñas a la sangre, abraza a “la bestia”, se muestra genuflexo con la serpiente, miente a la población y consiente que una parte de la ciudadanía siga siendo objetivo prioritario de ETA.

No tenemos duda que lo más duro de un presidente como Rodríguez es no poder aguantar la mirada de una madre, como la de Joseba y Maite Pagaza. Estimado presidente, aunque cada vez menos para la mayor parte de la población, ¿Qué sabía tu entorno de lo que acaecería a Joseba Pagaza? ¿Por qué te sentiste estremecer ante la mirada limpia de su madre? Sería penoso para España, así con todas letras, que algún día el Tribunal de la Haya hablara a destiempo. Zapatero ya no vive en él. Fantasea y fantasmea por Moncloa, sabiendo que su Gobierno se ha quedado sin combustible y nadie está dispuesto a echar un cable. Ni siquiera PRISA, tras haber entrado en barrena.

Noticias relacionadas

¿Cuándo dejará Europa de ser un vasallo de EEUU?

El fracaso de las sanciones de EEUU a Rusia

Eso de la Cuaresma ¿va contigo?

Ahora es tiempo favorable para convertirnos y creer en el Evangelio

¿El castellano en Cataluña? ¿Quién permitió que se aboliese?

La Constitución española no necesita ser interpretada respeto a la vigencia, en todo el territorio español, de la lengua que hablan más de 500 millones de personas: el castellano.

Banalización

Si bien, en esta lucha maníquea entre movimientos que se oponen a la igualdad y sólo buscan la discordia entre los diferentes géneros, un papel clave lo juega el auge del feminismo radical. A grandes rasgos, el feminismo no es una única ideología, sino que se divide en variantes como el liberal, el socialista, el étnico y el radical. Mientras el primero defendía los derechos de las mujeres, el segundo destacaba la opresión de las mujeres de clase trabajadora y el tercero el de las mujeres pertenecientes al mundo postcolonial. Actualmente, el feminismo radical se arroga el monopolio sobre el discurso feminista, convirtiéndose en un pensamiento excluyente y etiquetando como “machista” a todas aquellas corrientes que no comparten la totalidad de sus puntos de vista. El feminismo radical culpabiliza al hombre por el mero hecho de serlo, lo feminiza en su forma de ser y lo funde bajo el signo del patriarcado. En última instancia, el fin de esta versión ultramontana del feminismo es presentar la supremacía de la mujer sobre el hombre como una supuesta y falsa igualdad. No hay que engañarse. El feminismo radical no sirve a la mujer, ni tampoco al hombre. Ha desechado como motivo de su lucha otras causas en las que también está en juego la igualdad frente a la coacción: la violencia en los matrimonios homosexuales (tanto de hombres como de mujeres), la identidad transexual, el maltrato de los niños en el seno familiar, el maltrato del hombre en el hogar, el maltrato de los discapacitados y de las personas mayores por parte de su propia familia. El feminismo radical entiende que esta violencia no existe, que es mínima y que no puede ser comparada con la sufrida por la mujer. En definitiva, el feminismo radical es la gran traición -tanto como el patriarcado- hacia el propio ser humano.

El riesgo feminista

Hace unos días el arribafirmante escribió sobre los peligros del neomachismo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris