Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Música

Etiquetas:   Crítica de música   -   Sección:   Música

'Neon Bible' de Arcade Fire

Arancha Arnau
Redacción
viernes, 20 de julio de 2007, 00:04 h (CET)
La semana pasada se estrenó el nuevo disco de Arcade Fire. Neon Bible o lo que es lo mismo, la Biblia de Neón, es el último trabajo de este grupo que fue uno de los más aclamados del 2005. Ganaron muchos simpatizantes con su primer disco, Funeral. La crítica lo calificó como uno de los mejores discos del año. El primer trabajo de los canadienses estuvo marcado por muertes de familiares de los miembros, de las cuales se destaca la del abuelo del cantante, guitarrista y compositor de la mayor parte de las canciones. En contraposición el título del último (“Biblia de neón”) apela a las sagradas escrituras y también coincide con la segunda novela del escritor estadounidense John Kennedy Toole. El aura extraña que envuelve sus canciones también es parte de las letras que tratan del consumismo, la tele basura, guerras santas y las víctimas de la moda entre otros temas de rayante actualidad.

Su estilo es calificado como post-rock experimental. Una vez más las necesarias etiquetas que ayudan o confunden, dependiendo de la capacidad de extracción y de bagaje musical de cada uno. Se pueden calificar como unos Belle and Sebastian con técnicas expresivas y renovadoras.
El primer disco supera con creces este último trabajo del grupo canadiense. Siguen siendo canciones con fuerza y expresivas, en su mayoría con adrenalina. A destacar entre los doce temas del disco, las canciones “Black Mirror”, “Windowsill”, “Ocean Of Noise” y “No Cars No Go”. ¿Por qué? Porque son las que llegan, las que transmiten y las que tienen algo más que música.

Definir este disco como raro es jugar a que la gente piense en algo desacertado. Los términos raro, diferente, tienen connotaciones negativas que muchas veces se asocian incorrectamente, pero no es el caso del disco. Raro según la RAE es aquello extraordinario, poco común o frecuente, también todo lo extravagante de genio o de comportamiento y propenso a singularizarse. De hecho es un disco singular, no te quedas impávido al escucharlo, puede gustar más o menos, pero no produce indiferencia. La primera escucha no deja impasible, la segunda te agrada o lo odias, entonces queda sentenciado.

La rareza del disco es origen de su diversidad de sonidos. Grabaron los temas en una iglesia acondicionada para la ocasión. Utilizaron un órgano militar y una orquesta húngara. Con todo el resultado del disco no es malo, ni mucho menos. Pero tenemos la referencia de un primer disco mucho mejor con el que buscar la sombra que sí le hace.

Noticias relacionadas

Diez canciones para deslizarte (bailando) por la cuesta de septiembre

Enfréntate a la rentrée bailando

Sidonie estrena el videoclip de 'Maravilloso'

El estilismo corre a cargo de Magda Cano Die

SOLDIER publica su nuevo disco "The Sleeping of Reason"

Será el próximo viernes 7 de septiembre

Un viaje al mundo de la música clásica de la mano del maestro español más internacional

Trabajo, esfuerzo y sacrificio son algunas de las claves para lograr el éxito

La música, un recuerdo casi táctil

De la elección de la música adecuada depende el éxito de la cita
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris