Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Con permiso   -   Sección:   Opinión

El palo y la zanahoria

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
miércoles, 4 de abril de 2007, 21:11 h (CET)
A ver si BatasunETA entiende el mensaje del Gobierno. Zapatero ha apostado definitiva y arriesgadamente por este proceso de negociación que oficialmente no existe. Tan definitiva y arriesgadamente que puede decirse que si sale mal perderá mucho España, ciertamente, pero Zapatero puede ir haciendo las maletas para irse a su casa por siempre jamás y en el PSOE pueden olvidarse de gobernar durante largo tiempo. Y ahí está el grave peligro, saber hasta dónde está dispuesto a ceder Zapatero y hasta dónde le va a consentir el pueblo ¿soberano? que ceda.

Hasta ahora Zapatero sólo había enseñado a los terroristas y sus amiguetes la zanahoria de la negociación para ver si entraban por el aro de la democracia. (Siempre he creído que si ETA fuese fascista en vez de leninista nadie tendría la paciencia que se está teniendo con ellos; no me imagino a Carod o a Llamazares diciendo las cosas que dicen si únicamente cambiara ese aspecto de la banda asesina.) El caso es que la cabra tira al monte, el perro a la farola y ETA a las armas. No hay manera de que los asesinos acepten de una vez que el leninismo y el estalinismo no tienen cabida en una democracia occidental.

Yo personalmente he apoyado parte del camino emprendido por el Gobierno y no he tragado con otras partes, es lo que tiene no consultar los manuales de partido. Entraba dentro de la opciones del Gobierno poner a De Juana en un hospital del País Vasco, era su potestad legítima. Acertará o no, pero sólo se sabrá al final, será entonces cuando podremos echarnos encima de quien lo haya hecho mal. La pésima noticia de que la Fiscalía liberase a Otegui cuando estaba tan clara su culpabilidad marcó el segundo gran desliz de la trayectoria del Gobierno, eso era tomar la zanahoria por las hojas y burlarse de la Ley y de los españoles. Segundo gran desliz, digo. El Gobierno también se había equivocado cuando "lo de Barajas", claro. Allí faltaron modos y maneras adecuadas, desde una respuesta verbal suficientemente contundente de Rubalcaba hasta la "desaparición" de un presidente que no supo tomar en sus manos las riendas de España en un momento de grave crísis. Todo por el proceso, parecía decir un sorprendido Gobierno que no sabía gobernar, que no sabía que tenía que gobernar.

Pero esta operación de la Guardia Civil vuelve a poner las cosas donde solían, donde quizá no tenían que haberse dejado nunca, y desde luego vuelve a poner al Gobierno donde el pueblo quiere verlo. Éste es el palo que completa la labor de la zanahoria, ésta es la hora de la contundencia que muchos españoles echaban en falta, la Guardia civil acaba de proporcionarle un buen puñado de votos al PSOE. ¿Sabrá darse cuenta Otegui de que o pasa por el aro del Gobierno o puede quedarse sin elecciones? Porque ésa es la opción que está ofreciendo ahora el Gobierno, veremos, por otra parte, durante cuánto tiempo, cuánto aguantará un gobierno que perderá estrepitosamente las elecciones si ETA vuelve a cometer una de sus crímenes tan sólo unas semanas antes de que éstas lleguen.

¿Saben una cosa, amigos lectores? Que todo esto depende en gran medida de una serie de preguntas todavía sin respuesta, unas cuestiones llenas de dudas y que envenenan fuertemente la vida social española, quizá porque torpemente el Gobierno no siempre sabe, no siempre quiere o no siempre puede ser suficientemente contundente a la hora de manifestar sus posiciones. En la tarea del Gobierno entra gobernar y para ello necesita tomar iniciativas, unas serán reprochables y otras elogiables. El fin nunca justifica los medios, que es lo que la oposición y parte de la ciudadanía está temiendo que diga el Gobierno, aunque unos medios empleados sean más asépticos que otros. El gobierno a veces parece decir que "todo vale" y se muestra indeciso y poco concreto, algo que ya parece la marca de fábrica de Zapathuero.

BatasunETA y el Gobierno se han marcado mutuamente el terreno. Unos, que no parecen convencidos de lo que tienen que hacer (Cuánto teatro podrían echarle al asunto de la declaración "anti ETA" que se les exige, sin que en el fondo eso significara nada definitivo) para poder participar en las elecciones, han preparado sus comandos, han seguido y vigilado cruelmente a sus víctimas y han robado y almacenado armas y explosivos. Los otros, el Gobierno y sus fuerzas de orden público, los han seguido, vigilado, controlado y detenido. Con la Ley de la Democracia en la mano. Terrenos bien marcados, a ver quién mueve ficha ahora, a ver quién cede.

¿Agrupaciones electorales de BatasunETA? Pues eso, a ver quién cede.

Noticias relacionadas

La conciencia, un instrumento muy útil para la vida

Cuando el ser humano fallece, la energía que ha estado emitiendo no se destruye

Maduro, Sánchez y el desmadre separatista

“Sé consciente de la diferencia entre análisis amigable y crítica destructiva. Observa si el propósito de tus palabras es ayudar, desahogarte o hacer daño” Napoleón Hill

Arte sacro

El arte sacro sirve para neutralizar la gravedad de la idolatría

La amenaza de una proposición de ley

La ideología de género es un ataque a nuestras mismas raíces

Campaña independentista en Cataluña

Ya ha comenzado el pasado jueves la campaña por el sí a la independencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris