Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

¿Es lo que buscaban?

Pascual Mogica
Pascual Mogica
viernes, 30 de marzo de 2007, 10:59 h (CET)
He tenido ocasión de ver en varias ocasiones las imágenes del lamentable incidente que tuvo lugar el pasado lunes en Bilbao con motivo de la comparecencia del lendakari Juan José Ibarretxe ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV).

Respetando el principio de que cada cual es muy libre de estar donde lo crea oportuno no puedo por más que preguntar si fue conveniente y sensato estar en ese momento en ese lugar y además insultando y gritando al lendakari, como lo hicieron los representantes del Foro de Ermua, cuando las circunstancias no eran las más apropiadas. Y no eran las más idóneas porque en una situación en que los nervios y el sentimiento de que se está siendo maltratado por la justicia están a flor de piel, el hecho de que se presenten no se si unos cuantos machotes, chulos, provocadores y bravucones o unos insensatos, imprudentes e inconscientes carentes de sentido común profiriendo graves insultos llamando “asesinos”, “terroristas” o “etarras” a los miembros del PNV concentrados ante el edificio que alberga al TSJPV apoyando al máximo representante del Gobierno de Euskadi, solo puede derivar en lo que lamentablemente pasó: que uno de los militantes del PNV, de los más de mil allí concentrados reaccionara de forma brutal. Brutalidad de la que también hicieron gala los del Foro de Ermua. Una patada en los genitales puede ser harto dolorosa, pero en ocasiones las palabras hacen más daño que los golpes.

Tambíen me pregunto si era esto lo que andaban buscando con su provocación los del Foro de Ermua con el fin de demostrar que los violentos son los otros y no ellos metiéndose donde no debían y gritando lo que tampoco debían gritar, por mucho derecho que tengan a hacerlo. Hay momentos en que la prudencia aconseja que mejor estar callado cuando las circunstancias no son las más propicias para así hacerlo. Me gustaría ver como reaccionarían estos extremistas si el que tuviera que asistir ante un tribunal fuera Aznar, Acebes, Zaplana o Rajoy y que aquellos que no están de acuerdo con lo que estos hacen se plantaran a las puertas del juzgado y se dedicaran a insultar a cualquiera de ellos. No quiero ni imaginármelo.

Si los del Foro de Ermua tienen derecho a presentarse donde quieran y en la forma que quieran, los demás también están en su derecho de mostrar su disconformidad ante el hecho de que tengan que ser los jueces, adoptando actitudes propias de otros tiempos, ¡coño! actitudes franquistas, para que ir con medias tintas, los que le digan a los españoles con quien pueden hablar o no. A lo mejor los culpables de lo que pasó el lunes en Bilbao no son el que insultó y el que le dio la patada a este, sino los que han provocado una situación de crispación que sería de desear que no pasara de esa patada en los genitales de un señor que, aunque tenía derecho a estar allí, a lo que no tenía derecho era a insultar y a provocar, y esa crispación la están fomentando las derechas y los jueces que han citado a declarar al lendakari, que por cierto era la segunda vez en que le llamaban los jueces para preguntarle lo mismo. No se puede tensar tanto la cuerda porque al final esta se rompe como ha ocurrido, lamentablemente, en este caso.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris