Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

¿Autonomías independentistas? No juguemos con ello

Miguel Massanet
Miguel Massanet
viernes, 30 de marzo de 2007, 10:59 h (CET)
Siempre he creido que bajo la aparente imagen de personaje serio, sesudo e intelectual del señor Montilla no hay más que un ochenta por ciento de agua y algo más de materia sólida, pero no un exceso de materia gris. Lo demostró con lo de la OPA de E.On; lo siguió mostrando durante su fugaz paso por el ministerio de Industria, y lo sigue exhibiendo en su cargo de President de la Generalitat. Lo malo es que esta clase de personajes resultan peligrosos porque disimulan su incompetencia con actuaciones que pretenden tener mucha enjundia, pero que, miradas al trasluz, no son más que pompas de jabón que se desvanecen ante el más leve soplo de aire.

La formación del Tripartito, su opera prima, su encaje de bolillos, estaba condenada al fracaso desde el mismo día en que se constituyó. Para empezar fue un gobierno creado contra natura, porque la victoria había sido de CIU, lo que le obligó a pactar con comunistas y con nacionalistas de estrema izquierda, pacto que puso en entredicho la presunta españolidad del PSC, defraudando a muchos de sus seguidores inmigrantes del resto del Estado. Ha tenido que tragar sapos y culebras con motivo de la lengua catalana, acosado por CIU y ERC que no han cesado de pedir, cada vez con más insistencia, la implantación exclusiva de la lengua vernácula en detrimento del idioma español, el castellano. Incluso se ha visto impelido a indisponerse con su propio partido con motivo de la implantación, en la enseñanza, de la tercera hora de castellano. En fin, que les voy a decir, que el pobre hombre se las ve y se las desea para poner orden en el gallinero, y no siempre lo logra.

Sin embargo, vean por donde, a los de Esquerra Republicana -que no se por qué malvados instintos no dejan de hurdir trampas y fullerías- se les ha ocurrido una de sus habituales salidas de tono, para incordiar. Tampoco es que podamos criticarlos demasiado porque, debido a las facilidades que les da el Gobierno de Zapatero a los de ETA -a quienes trata con guante de seda y está dispuesto a regalarles Navarra en el lote que tiene preparado-, se ven reforzados para pedir su parte de tajada en la desmembración de España. Como los de Carod no son tontos han previsto, por si les falla el Estatut, jugar la baza de la independencia y, dicho y hecho, aquí les tenemos con un órdago a la grande, emplazando a CIU a convocar un referendo para sopesar el grado de aceptación de la ciudadanía catalana a una medida de esta magnitud y, sobre todo, para advertir al gobierno de Zapatero que todavía lo pueden poner a parir. Claro que ni ellos mismos se creen que su propuesta tenga la menor posibilidad de ser aceptada (salvo que Zapatero se acabe de volver loco y decida que, sin Cataluña, España se desenvolvería mejor). La apuesta está hecha y ahora le tocará al banderillero Montilla ver como le da el quiebro al toro -perdón, al fiero burro catalán- para salir airoso del embite. A Convergencia, hablando en román paladino, se le da un pito, porque puede salirse por la tangente diciendo que ella está fuera del Tripartito y que, por tanto, no gobierna; que si el Tripartito le ofrece que Mas sea presidente, se lo van a pensar, aunque a nadie le amarga un dulce. No obstante, es dentro del propio gallinero, es en el Tripartido donde se ha levantado la tormenta y será de ver lo que dicen los comunistas de Saura al respecto y los compañeros del PSC, que tanto se han empeñado en demostrar que son más catalanes que el propio Pujol.

Y es que, entre nacionalistas anda el juego. Si no, vean lo que ocurre en el País Vasco con el señor Ibarretxe. El pobre no sale de una y ya está en otra. Ahora ha tenido que volver al Palacio de Justicia, en olor de multitudes, todo sea dicho, para declarar ante los magistrados por sus reuniones con Otegui, su compañero de negociaciones. Tendrá el dudoso honor de compartir con el etarra las responsabilidades que se puedan derivar de sus encuentros, antes secretos, pero que ahora públicos debido a que él mismo los proclama a los cuatro vientos. ¿Empecinamiento, estupidez, narcisismo, desafío a la Justicia, guiño al señor Zapatero, méritos ante ETA? Yo diría que un batido de todo; pero, lo cierto es, que salvo que Zapatero 'interprete' a su manera la Ley de Partidos, la postura del lehendakari no resulta muy airosa. Su lema 'hablar de todo y con todos' no casa con la existencia de unas leyes que no admiten que se chalaneé con los terroristas y, mucho menos, en nombre de todos los españoles. Ya sé que a él le importan una higa los españoles y que sólo se ocupa de los vascos, y que su afán final es conseguir la independencia de las Vascongadas; pero, no se debe de olvidar que mientras esté vigente la Constitución de 1978, ya nos ocuparemos los españoles de que lo esté muchos años, no caben divisiones del territorio español ni, por consiguiente, veleidades de tipo separatista. Zapatero e Ibarretche se darán de bruces con la Constitución, si insiten en ello, porque no caben componendas cuando se trata de la unidad de España.
Debrían tomar nota de ello para no pasarse de la raya.

Noticias relacionadas

Un PSOE con síntomas de totalitarismo. Primarias en el PP

Sánchez ha decidido gobernar a decretazos, dispuesto a copar, en favor suyo, los medios de información españoles. El PP debe renovarse y prescindir de aquellos que lo han llevado al desastre

Hijos

Sigo manteniendo mi reflexión de siempre: “los hijos no los educamos… nos imitan”

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVIII)

(...)el Opus Dei no reunía las cualidades que el Derecho canónico atribuye a las Prelaturas Personales

Cuatro palabras que cambiaron el curso de la historia

¿También bebés?

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVII)

¿Dónde está la responsabilidad personal de quienes controlan empresas, fundaciones y sociedades mediante testaferros?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris