Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

ETA-Batasuna: Desafío al Estado

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
viernes, 30 de marzo de 2007, 10:59 h (CET)
Con los ingredientes aportados por el Gobierno, se ha llegado a una división social sin precedentes. Jueces contra fiscales y viceversa, fiscales contra fiscales, ciudadanos contra fiscales, además de ciudadanos contra ciudadanos. Ha sido la burda contribución del socialismo al Estado de Derecho. Una contribución ruin y esperpéntica, fascista y retrógrada, interesada, odiosa y dañina. Falta de ética y moral. Al fin y al cabo, el socialismo siempre acabó matando a su hermanastra, la libertad.

ETA y la siniestra abertzale han logrado parte de sus objetivos. La división favorece a los violentos y resulta más fácil conseguir todos y cada uno de los objetivos pendientes. El mundo abertzale ha ganado en seguridad y en capacidad de acción, gracias a la ignorancia del presidente del Gobierno. Recogió, acarició y protegió a la serpiente y, cuando ésta se sintió fuerte, atrapó a su protector. Al presidente del Gobierno hay que recordarle que “el flirteo – en palabras de Catherine Deneuve – es como una pastilla: nadie puede predecir exactamente los efectos secundarios”.

Pernando Barrena ha hablado en nombre de esa serpiente que protegió el presidente Rodríguez, confirmando cada uno de los objetivos pendientes; incluso, ha ido más lejos; “La izquierda abertzale va a volver a las instituciones”. Está convencido que Navarra no puede seguir en la situación actual, por lo que el cambio que demanda esa comunidad “sólo puede venir desde la izquierda abertzale”. Alguien debería explicar a la hipócrita coalición formada por el Gobierno, el PSOE, ETA y Batasuna que una necedad repetida por millones de bocas, no deja de ser una necedad.

Estamos ante un desafío al Estado. El Gobierno de Rodríguez no da más de si. La convocatoria de elecciones generales ya no ofrece dudas. La legislatura está agotada. El presidente ha caído en el descrédito más ruin. Actualmente atesora la mayor desconfianza ciudadana desde los tiempos de la corrupción generalizada y los crímenes de Estado.

Malas semanas esperan al presidente, preso de su ignorancia. Sobre todo si ETA decide hacer públicos los compromisos ‘firmados’ en nombre del Gobierno. Claro que, los dos firmantes andan desaparecidos y garantizan que el empeño no fue del Ejecutivo, sino un empecinamiento personal del presidente Rodríguez. Y ‘Pepiño’ Blanco, don José, llamando ‘corrutos’ y fascistas’ a cuantos se le acercan por la derecha. Dios los cría y ellos se juntan para crispar e insultar al personal.

Noticias relacionadas

Un tejido de hábitos transformadores

No menos trascendentales han de ser nuestras propias transformaciones interiores

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XV)

Hay que liberar a los miembros del Opus Dei de la funesta manía de pensar

Un salabre oxidado

Un relato estival de Francisco Castro Guerra

Te invito a un Cat Café en A Coruña

Ya podía nuestra sociedad darse más cuenta de que son seres vivos

Respetar la verdad y la autoridad en la materia

Artículo de Carmen de Soto Díez, Consultora de comunicación
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris