Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Palco Vip   -   Sección:  

Cultura de clubes

Daniel Sanabria
Daniel Sanabria
sábado, 31 de marzo de 2007, 13:43 h (CET)
No voy a descubrir nada nuevo: España está en crisis. O mejor que España, la Selección. La ‘roja’ está en crisis, y todos nos preguntamos de quién es la culpa. Unos miran al entrenador, otros a los jugadores, otros a la Federación, e incluso, algunos a los aficionados. Yo creo que el problema va más allá. No es cuestión de jugadores, ni de seleccionador. Es cuestión de cultura.

A lo largo de la historia, los equipos españoles han ganado competiciones europeas, Copas de Europa, Uefas, Recopas… En la década de los noventa, España recibió el honorífico título de Liga de las Estrellas, por saber acumular la mayor calidad en el menor espacio. Todo este clima, casualidades, sucesos, ha propiciado que España se convierta en un país de clubes, no de Selección.

Los jugadores seleccionados por España juegan siempre en los equipos punteros de la Liga, unos equipos que luchan por ganar la Liga, la Champions, la Copa del Rey… Esta situación provoca que los internacionales españoles estén centrados al cien por cien en los objetivos de su equipo, donde ven muy factible conseguir un título, y les cueste cambiar el chip cuando hay un parón en la Liga para que juegue España. (“Porque total, España nunca ha ganado nada, así que la historia continuará”, pensarán).

Toda esta catarata de sucesos provoca que cuando llega un partido de la Selección, los jugadores convocados no esten a la altura de lo exigido. Pero no ocurre por falta de calidad, sino por falta de interés e intensidad. Sin apuntar a ningún jugador concreto, la intensidad que muestran siempre los once que salen al césped está muy por debajo de la que luego ofrecen en sus equipos. En resumen, que primero interesa el Madrid, el Barça o el Valencia, y luego si hay tiempo y espacio, España.

Y en los aficionados ocurre lo mismo. Por ello lo de cultura de clubes. Hagan la prueba como la llevo haciendo yo unos meses. Pregunten a un aficionado del Atlético si prefiere que el Atleti gane la Liga o que España gane un Mundial. Luego dígale a su amigo del Barça si prefiere una final de Champions teñida de blaugrana o ver a España en la final de una Eurocopa. Y así sucesivamente con los del Madrid, Valencia, Sevilla, Betis…

Para terminar, haga la prueba definitiva, la del algodón: pregúntele a un aficionado argentino si prefiere que su equipo gane el Apertura o Argentina un Mundial.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris