Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Cuando los objetivos fallan

Juan Manuel Riera Casany
Redacción
viernes, 30 de marzo de 2007, 18:51 h (CET)
Hace más de 95 años que se empezó la política de prohibición de las drogas, las ilegales, porque las legales, aunque son drogas y de las más fuertes, han tenido la situación privilegiada de disfrutar de publicidad y promoción. El objetivos era acabar con el consumo y el tráfico pero el resultado ha sido lo totalmente opuesto el consumo y el tráfico aumentan año tras año.

En una empresa cuando se fija un objetivo se mira si hay antecedentes por no caer en los errores anteriores, en las drogas el antecedente del fracaso de la Ley “Seca” incomprensiblemente no sirvió de nada. En las empresas cuando se obtienen objetivos contrarios a los que se buscan se convoca una reunión de los responsables para ver en que se ha fallado y poner remedio, en las drogas en lugar de actuar así se ha ido endureciendo la política prohibicionista, penalizadora y de castigo. El adicto no se un vicioso es un enfermo y como tal se tendría que tratar. Ya empieza a ser hora de que los gobiernos dialoguen sobra lo que falla y busquen otra política más efectiva y más humana en el tema de las drogas y la drogadicción.

Noticias relacionadas

No todo se solventa con la prisión

Hay penas que sólo pueden penarse en familia

Renovarse o morir

Desde la militancia apelamos a la honestidad personal e intelectual del futuro líder, su competencia política y su lealtad a una España sin fisuras ni frivolidades nacionalistas

Amenazas para España: separatismo, feminismo combativo y Justica populachera

“Resulta que no sirve de nada que se cierren las heridas si se cierran con la mierda dentro” Nerea Delgado

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIX)

El deseo de dar de comer todos los días a los de la propia familia consigue lo que no hace la convicción

Ser estoico

El libro de Massimo Pigliucci titulado Cómo ser un estoico nos hace reflexionar sobre la conducta
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris