Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Proposiciones deshonestas

Wifredo Espina
Wifredo Espina
@wifredoespina
viernes, 30 de marzo de 2007, 18:51 h (CET)
Lo mejor que le puede ocurrir a Esquerra Republicana es que su propuesta sea tomada en broma. Es la única manera de salvarse algo de un ridículo inmenso, que ya ha consumado. De un mayor desprestigio que el que viene acumulando, desde hace un largo tiempo, este partido que jugó un papel de protagonista y decisivo, con algunos episodios trágicos, en la historia política catalana.

Pero ofrecer ahora la Presidencia de la Generalitat al líder de CíU, Artur Mas, a cambio de que éste se comprometa a convocar un referéndum sobre la independencia de Cataluña, es tan disparatado que no se puede explicar alegando un súbito “calentón”. Entre otras cosas, porque se había acordado en la Ejecutiva del partido que preside Carod Rovira y del que Puigcercós es el Secretario general. De aquí viene la gravedad, y no de las palabras del vicesecretario Xavier Vendrell que formuló la propuesta.

Por esto lo mejor que le puede pasar a ERC es que todos se la tomen a broma. Todos los partidos. Y también los ciudadanos, que no salen de su asombro. Porque lo que plantea el partido de Carod, con su propuesta y condiciones, tiene un nombre claro que todo el mundo entiende: proposiciones deshonestas.

Deshonestas con José Montilla, al que hace solo cuatro meses invistieron, con sus votos y un acuerdo tripartito, para presidir Cataluña. Deshonestas con el President Montilla, de cuyo gobierno forman parte, como Vicepresident Carod y como conseller de Governació Puigcercós, y al que con este gesto irresponsable dan una solemne patada. Deshonestas con el otro socio de gobierno, ICV, de Joan Saura, al que dejarían en la cuneta.

Pero deshonestas, también, con Artur Mas, que pese a haber ganado las elecciones le negaron el derecho a presidir la Generalitat, porque ahora le proponen nada menos que, a cambio de traicionar y abandonar a Montilla, a apoyarle a Mas para President, si se comprometa a cometer una ilegalidad, convocar un referéndum, lo que está tipificado como delito. Y deshonestas con los ciudadanos de Cataluña, a los que engañarían nuevamente, como hicieron con el Estatut, apoyándolo primero, votando en contra después, y exigiendo últimamente su cumplimiento.

Incluso en política, es difícil encontrar tanta deshonestidad concentrada en un solo gesto, profundamente desestabilizador. Esto no se lo merece un partido histórico como ERC, ni Cataluña. Estas cosas se pagan en las urnas.

_____________________

Wifredo Espina. Periodista y exdirector del Centre d’Investigació de la Comunicació

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLI)

Poderoso señor es don Dinero

Cuando ruge la marabunta

Este 18 de julio me ha evocado la película de Byron Haskin (1954)

Límites de la justicia

​Discrepamos del enfoque del abogado Carles Mundó, político adscrito a ERC, respecto a las consecuencias del 155 en el cambio de orientación de las perspectivas

El 155 factor determinante en la recuperación de Cataluña.

“En el mercado libre es natural la victoria del fuerte y legitima la aniquilación del débil. Así se eleva el racismo a la categoría de doctrina económica” Eduardo Galeano

Genios anhelados

Son imprescindibles; pero abundan las tergi versaciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris