Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

Crispación socialista

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
miércoles, 28 de marzo de 2007, 10:04 h (CET)
Cada vez es más difícil comprender que un gobierno democrático no cumpla o mal interprete la ley. Algo tiene que esconder si paga ‘pernada’ permanente a los violentos, olvida y reprime a las víctimas y pacta con “la bestia”. Todas estas cuestiones contra natura, además de otras que han acaecido en estos tres últimos años, son el germen de la crispación social. Poco se podía esperar de un socialismo caduco como el español, pero lo cierto es que ha traspasado la línea roja de la decencia y el respeto. Si a ello añadimos algunos aturdidos elementos que pululan dentro del Poder Judicial, pues ya están juntos todos los ingredientes que se precisan para crispar a la ciudadanía, crear un clima inestable y burlarse del votante.

Esa crispación que el Gobierno se encarga de generar a diario, complementaria de su mediocridad y torpeza, tiene su origen en la hipocresía y nula preparación de los propios gobernantes, en la ridícula actuación de la que se vanaglorian y en el rechazo y desconocimiento de lo que es el Estado de Derecho. Por si no era suficiente envenenamiento, siempre hay algún inconsecuente que alimenta el fuego con gasolina. Eso es lo que ha hecho Felipe González. No es ético que un ex presidente del Gobierno caiga en la vulgaridad de decir que el debate político en España es “prebélico”. Solo el odio y el resentimiento acumulados pueden mover a la “X” de los GAL a entorpecer, torpedear y envenenar más el agrio ambiente pre-electoral.

Y como no había suficientes disparates en el ambiente, se suma a la discusión el falangista, pro franquista, medrador y militante del Frente de Juventudes, Jesús de Polanco, ‘don Jesús del Gran poder’. A la discusión añade verdaderas atrocidades, más propias de un saltimbanqui de ocasión y de un resentido franquista que de una persona sensata. Él, precisamente él, que ‘besaba’ por donde ‘Paquito’ Franco pisaba y fue aguantado en el Frente de Juventudes hasta hace poco. Apreciado, pero menos, Jesús de Polanco, no lo tomes como un insulto, a mi me echaron de monaguillo cuando las faldas de la sotana me llegaban a la rodilla y aquí estamos.

Entre la pataleta de ‘don Jesús del Gran Poder’, el ignorante atrevimiento del bachiller ‘Pepiño’, la salida de ‘pata de banco’ de la “X” de los GAL y el desprecio a la Justicia de algunos sectarios que deambulan por el Poder Judicial, con cara de fiscales, han calentado el panorama y crispado a la ciudadanía. Si a ello añadimos lo sucedido con los ‘príncipes de la paz de ‘zetapé’, De Juana Chaos y Arnaldo Otegi, el ‘guiso’ de la crispación está plenamente condimentado y listo para servir.

Noticias relacionadas

Cuatro palabras que cambiaron el curso de la historia

¿También bebés?

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVII)

¿Dónde está la responsabilidad personal de quienes controlan empresas, fundaciones y sociedades mediante testaferros?

Libertad de la Manada: ¿Juicio o venganza?

La venganza no busca reparación, es una mala respuesta a la emoción

Por un transporte ferroviario para todos, ¡ya!

La falta de accesibilidad impide a las personas con la movilidad reducida desarrollar su vida con autonomía

El fútbol en la historia de la guerra del Chaco

Las casacas más populares en los países que se enfrentaron en la guerra paraguayo-boliviana, también quedaron en la memoria de aquel episodio entre soldados descalzos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris