Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Minoría absoluta   -   Sección:   Opinión

Fuera prejuicios, libre pensamiento

Patxo Palacios
Patxo Palacios
miércoles, 28 de marzo de 2007, 10:04 h (CET)
En estos tiempos que corren, turbulentos ciertamente en terreno político, donde el que no está conmigo está contra mi y siempre hay un motivo para no asumir culpas propias y cien para machacar al adversario, uno reivindica el sano juicio y ponderado del ciuadadano medio.

Ese botín que se disputan los partidos políticos como pepitas de oro los buscadores de los ríos en América. Porque que ese Juan Nadie españolito sea capaz de criticar con dureza al Gobierno socialista bajo cuyo amparo o responsabilidad – cuando menos – se creó el sórdido GAL y a la vez el ocultamiento de pruebas del gobierno del PP a la información pública que apuntaban claramente a la pista islamista en el 11 M debería ser un hecho absolutamente normal.

Pues no, parece que el ‘sociata’ de turno o el ‘pepero’ contumaz siempre encuentra algún argumento para defender lo indefendible o negar la evidencia, cuando su partido es atacado.

El ciudadano medio, por fortuna, cada vez tiene más acceso a más y más variados medios de información para hacerse una opinión propia con fundamento, tras oír y beber de diferentes fuentes y tamizar esa información con su propia criterio y opinión personal. Ahí radica la fortaleza de una sociedad civil fuerte, en ese libre juicio bien formado y sustentado en los principios universales de paz, libertad, verdad y justicia.

Sin embargo, permanecen agazapados en las ondas radiofónicas y en algunas páginas de nuestros diarios algunos colegas pesebreros que tienen la visión del periodista objetivo distorsionada por afinidad política o intereses más arteros, que encuentran eco en ciertas capas de la sociedad, que no pueden o no quieren (a veces) cotejar esas ‘verdades absolutas’ de su comentarista favorito. Peligro.

Mantengamos siempre la guardia alta, incluso ante aquellos con los que solemos estar de acuerdo; mejor oír a diferentes medios a lo largo del día ay cotejar ciertas descripciones ‘objetivas’ de algunos hechos, como sano ejercicio mental. La opinión subjetiva puede ir perfectamente camuflada en hechos aparentemente asépticos.

Como decía Vito Corleone en El Padrino, “ten a tus amigos cerca, pero a tus ‘enemigos’ más cerca aún”.

Uno practica más o menos la sentencia del gran Brando, leyendo y escuchando medios diversos y más aún los ajenos a la ideología que se profesa (que todos profesamos alguna); el resultado suele ser un criterio más rico… más objetivo.

Noticias relacionadas

¡Cuidado con Sáez de Santamaría! Sería el mayor error elegirla

Ella ha sido, sin duda, parte importante de las causas del fracaso del PP en el tema catalán

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIII)

"Los trapos sucios se lavan en casa", se repite mucho en el Opus Dei, en referencia a todas estas desgracias

Corresponsabilidad

Amar al prójimo como a uno mismo es la máxima expresión de corresponsabilidad

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XII)

A ellos (a los miembros del Opus Dei) no se les "ofrece", sino que se les obliga a tener esa dirección espiritual

La ministra de Justicia cree en milagros

¿Novata o inexperta?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris