Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

¡Qué prisa ha tenido Zapatero en defender a Polanco!

Miguel Massanet
Miguel Massanet
martes, 27 de marzo de 2007, 10:47 h (CET)
Lo siento, pero no me queda otro remedio que insistir en lo que ya he comentado en otras ocasiones: el señor Rajoy es demasiado caballero, demasiado noble, demasiado decimonónico para vivir en la época actual. Insiste en ser versallesco con sus adversarios sin percatarse de que ellos se valen de esta cualidad para echarle las fieras encima. Una muestra palpable de su modo de ser ha sido la respuesta medida y casi obsequiosa con la que ha contestado al canallesco ataque del señor Polanco.

Veamos lo que podemos decir respecto a este magnate con aires de izquierdista que amasa los millones a punta de pala y que es el brazo derecho del señor Zapatero, sin cuya colaboración y ayuda el señor Presidente aún estaría buscando votos en León. Siempre me he maravillado de esta rara habilidad que tienen los opulentos para dárselas de progres y rodearse de lo más acreditado de este mundillo de la izquierda que se ha dado en llamar “de la cultura”, o sea, de aquellos lameculos que buscan sacar tajada de sus relaciones con los ricos, aunque luego se desgañiten en las manifestaciones despotricando contra el capitalismo. Es por ello que habrán podido comprobar que los de la farándula nunca se han metido con él, ¿por qué será?, ¿acaso le tienen miedo? No, que va, ¿cómo le van a tener miedo los Barden, Diego, Ana Belén o Conchita Velasco al señor Polanco?, lo que pasa es que es un buen asidero al que colgarse y, ya saben, quien “a buen árbol se arrima buena sombra le cobija”, dice el refrán. ¿Han visto a algún farandulero de estos que no se muera por aparecer al lado de los poderosos? Y es que, en realidad, a estos cómicos y falsos intelectuales les encanta ir a los guateques, festejos, bacanales y saraos de la gente importante para pavonearse porque, si rascas un poco debajo de su epidermins, no son más que una panda de fátuos.

Lo cierto es que Polanco se las ha ingeniado para medrar bajo todos los gobiernos de la democracia. Hasta Aznar –al que ahora se lo paga apuñalándole por la espalda – tuvo consideraciones especiales con él. Pero su gran amigo y valedor, su eternamente agradecido –por deberle el cargo que hoy ocupa – es Zapatero. Y es que Zapatero, enfangado en el légamo de su peregrina política, hundido en las heces de su traición a España (cuando favorece a los catalanes con un Estatut inconstitucional, que es el mayor panfleto separatista que se ha concebido contra la unidad del país); desprestigiado por el caso De Juana Chaos y salpicado por el hedor de la jugada de la fiscalía al dejar salirse con la suya al señor Otegui; necesitaba que un amigo le diese una mano. Y Polanco, a su vejez y achacoso, no ha tenido otro remedio que salir en su apoyo. Lo malo es que, esta vez, el buldog se ha excedido y ha meado fuera del tiesto. Se ha permitido algo que le está vedado a cualquier profesional de la comunicación que presuma de la imparcialidad de sus empresas mediáticas: mostrase agresivo y parcial con una de las partes. Ha arremetido como caballo desbocado (perdón por la cita a los caballos) contra el PP, sin tener en cuenta que “por la boca muere el pez”. Ha criticado al PP que haga de Oposición. Según él el PP no debería existir, lo acusa de crispar a la ciudadanía por denunciar los errores del Gobierno; por acusar a Zapatero y los suyos de utilizar en su propio beneficio a los fiscales; por recriminarle el apartarse de la Ley de Partidos y del Pacto por las Libertades, en la lucha contra los terroristas; por luchar contra la desmembración de España; por defender el clamor de la ciudadanía que reclama del Gobierno la defensa de las víctimas del terrorismo; por pedir una política de inmigración racional; por protestar contra un sistema de gobierno autocrático –de espaldas a los españoles –, que utiliza prácticas arteras, erráticas y retrógradas.

No deberíamos, y el señor Rajoy tampoco, olvidar que el señor Polanco fue el artífice de la victoria de los socialistas en las últimas elecciones, y que fueron sus propios medios de comunicación, con El País a la cabeza, los que se lanzaron como “dobermans” al cuello del PP cuando el atentado del 11-M. No nos extrañemos de que el señor Zapatero haya salido, como un león en celo, en defensa de su gran valedor; cargando, como es costumbre inveterada en él, contra el PP que es quien “siempre crispa”. Por cierto, parece que no crispan De la Vega negando lo evidente y tachando de “desleal” a la oposición, cuando ellos desconocen el verdadero significado de este término; tampoco lo hacen: Pepiño Blanco que miente más que respira ni Rubalcaba experto en el ventilador de las infamias ni López Garrido cuando defiende lo indefendible ni el fiscal Zaragoza cuando se inventa una Ley para atacar a la Audiencia Nacional. No, estos no crispan a los ciudadanos, estos les engañan miserablemente. ¿Saben que les digo? Contra esta gentuza sólo cabe atacarla en la parte que más les duele: el bolsillo. Dejemos de comprar los panfletos de PRISA y de escuchar sus repelentes cadenas de radio. Verán que gustito les da.

Noticias relacionadas

Te invito a un Cat Café en A Coruña

Ya podía nuestra sociedad darse más cuenta de que son seres vivos

Respetar la verdad y la autoridad en la materia

Artículo de Carmen de Soto Díez, Consultora de comunicación

Mi discalculia

Algunos profesores de ciencias simplemente se contentaban con recordarme que no “servía para estudiar”

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIV)

Aunque no sea por convicción sino por estrategia, es mejor no mentir ni ocultar la verdad

Sánchez habla de reconciliación mientras sigue abriendo viejas heridas

Quien salga elegido nuevo presidente del PP deberá aprender del pasado y devolverle, al PSOE del señor Sánchez, golpe por golpe, traición por traición
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris