Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tercera puerta   -   Sección:   Opinión

Golpe de Estado encubierto

Xabier López de Armentia
Opinión
martes, 27 de marzo de 2007, 10:47 h (CET)
Atónito y perplejo son las palabras que mejor definen mi situación actual frente al ataque mediático indiscriminado que se está vertiendo sobre la península ibérica. Las palabras de Polanco y la reacción neofranquista del PP; las censuras y los insultos; las manifestaciones y la protesta desmedida colapsan el día a día de la política española.

¿Qué decir a las palabras de Polanco? Aunque nunca me haya considerado, ni me considere, seguidor o simpatizante de este señor y su grupo empresarial, debo decir que llevan mucha razón sus palabras. El PP es la herencia, la mala herencia de un franquismo reformado, tildado de democrático, cuando no es más que una red política y social de ultraderechistas y fanáticos seguidores de las políticas imperialistas. El PP censura a diario todo aquello que no esté dentro de sus filas, tachando a unos de terroristas, a otros de secesionistas, y a unos cuantos de querer “reventar” su España, aquella que si fuera por ellos sería sólo una, muy grande, y muy “libre”.

En estos años he visto como el PP pasaba de engrasar su maquinaria para convertir el Estado español en un seudónimo estadounidense a “la española” a verlo en la oposición vistiendo lazos azules y atacando todas las políticas públicas del PSOE. Nadie tiene la verdad absoluta puesto que este término no existe como tal, pero lo que no puede ser es que sistemáticamente todo lo hecho por el PSOE esté mal hecho y mal llevado a cabo.

Prácticamente es imposible hablar de golpe de Estado al estilo “tejeriano”, pero con el paso de los años, y un repaso a la historia, se puede ver que ahora mismo la crispación es tal que bien podríamos hablar de un caldo de cultivo para ello. El PP está cocinando una amplia red política y social al su alrededor con el objetivo de dar la vuelta al Estado, aunque sea por medios “democráticos” es igual de deleznable.

Analizando esta red política y social encontramos a la iglesia, un elemento que siempre ha comulgado con la derecha, por aquello del laicismo socialista. Hoy en día la iglesia es parte de esta estructura hierática y pilar fundamental del proyecto “popular”. A este colectivo debemos añadir la mal llamada AVT, un colectivo social muy potente que poco a poco empieza a ser la canalización perfecta para los movimientos ultraderechistas y falangistas. La Falange es aquel residuo franquista que goza de impunidad democrática y campa a sus anchas por Castilla. Me pregunto, ¿por qué los jueces no investigan si la Falange y Democracia Nacional atentan contra los derechos humanos? Quizás porque todos sabemos la respuesta, “Sí”. Mientras se acusa a Otegi de hacer apología del terrorismo y eso es condenable, el Sr. Inestrillas y compañía hacen apología de la xenofobia, del racismo y de la marginación social, quebrando la ley y su tan recurrido en sus frases “Estado de derecho”, ¡Qué bonita igualdad!.

¿Qué sucede cuando en un país se empiezan a entrelazar la iglesia, el ejercito, grupos sociales como la AVT, la FAES o la Falange, partidos políticos como el PP y Democracia Nacional y un amplio sector empresarial con suficientes recursos económicos para paralizar el país? ¿No podríamos decir que sus acciones pueden repercutir en un golpe de Estado?

Hoy en día, nadie contempla subir al estrado del Congreso de los Diputados, pistola en mano, pero con cortar la proliferación de recursos económicos en un sentido se puede desestabilizar la economía nacional, sacar la gente a las calles y crear un conflicto social.

Razón tiene el Sr. Polanco cuando habla de que “algunos quieren que volvamos a una situación de guerra civil”. Primero fue el Cava catalán, luego Telemadrid, y ahora es el Grupo Prisa, ¿Qué será lo siguiente en censurar y boicotear Señores?

Noticias relacionadas

Gobernantes y gobernados

De la adicción a los sobornos, a la adhesión de los enfrentamientos: ¡Váyanse al destierro ya los guerrilleros!

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris