Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Sánchez Dragó y las religiones

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
lunes, 26 de marzo de 2007, 18:29 h (CET)
En el “Diario de la noche” de TM del viernes (23/03) el ínclito literato, escritor, charlista y presentador del programa S. Dragó dio a la audiencia un recital de su saber religioso.

A propósito del juicio en París sobre las caricaturas de Mahoma, se mostró conciliador y equidistante, poniendo al mismo nivel Mahoma y Jesucristo. Restó importancia-por el derecho a la libertad de expresión – al ultraje blasfemo, ocurrido en Extremadura, contra los símbolos cristianos.

Como colofón presentó como gran exegeta a su amigo Alejandro Jodorowsky por su libro “Evangelio para curar”, apuntando el sentido mítico de los 4 Evangelios canónicos.

Confieso que nunca tomé en serio las lucubraciones filosóficas y religiosas de este señor. Me parecen, gran parte de sus escritos y aportaciones, un tanto estridentes, amaneradas y carentes de rigor. Sus libros de tema religioso, “Carta de Jesús al Papa”, “El Laberinto”, “Historia mágica del Camino de Santiago” -adolecen de esnobismo y superficialidad. Con un léxico impactante y citas rebuscadas, escamotea hábilmente al lector el fondo de los problemas y peca de eclepticismo.

Bajo capa de originalidad, nada nuevo ha aportado, al enjuiciar el fenómeno religioso y mucho menos el cristianismo. Ni siquiera con su recurso a una “conversión personal “ o de “iluminaciones del más allá“.

Para él todos los fundadores de religiones son iguales. “ Buda, Laotsé, Jesús, Mahoma.

Quetzalcoal”. Están al mismo nivel de importancia. “Cabe ser al mismo tiempo cristiano, budista, taoísta e hinduista”.De aquí el gran hallazgo y enseñanza que nos trasmite:”Los cristianos son budistas, taoístas e hinduistas, sépanlo o no; del mismo modo que los budistas, taoístas e hinduistas son cristianos, aunque no lo digan ni lo sospechen”. Este es el plato de cacao mental que nos sirve el señor Dragò, en esta ceremonia de la confusión de nuestra actual sociedad. Todo con aires de relevante magisterio. Miguel Rivilla

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris