Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Con permiso   -   Sección:   Opinión

Burkas en Espa... en el Estado español

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
jueves, 22 de marzo de 2007, 11:26 h (CET)
He aquí que se nos presenta una nueva batalla. Las fuerzas progresistas que movemos la sociedad y la hacemos avanzar acabamos de encontrar un nuevo objetivo para demostrar a ese caballo de Atila de la derecha extrema que tienen en nosotros unos firmes defensores de todas las razas y todas las culturas. Respeto para todos, por raros y marginales que sean, respeto para las mujeres que libre y voluntariamente han decidido vestir el burka, el niqab o el hiyab, hermosas prendas propias de sus lejanas culturas que la misma derecha intolerante que pisotea todas las decisiones de los ciudadanos pretenderá, ya lo verán, impedir que vistan en Espa... en el Estado.

No en vano ha sido uno de los periódicos tradicionales de la derechona cavernaria el que ha levantado la liebre, denunciando la presencia de miembras de alguna poderosa nación árabe vistiendo estas originales y simpáticas prendas en centros comerciales de Madrid y Cataluña. Debemos prepararnos para defender la Alianza de Civilizaciones, porque, no nos engañemos, éste y no otro es el decidido objetivo de este periódico que destaca por apoyar las posiciones más retrógradas de la oposición y por combatir, habitualmente con una sarta de mentiras, los puntos de vista del primer Gobierno que ha sabido defender con hábiles políticas progresistas a las mujeres de los ataques machistas de sus maridos, la mayoría de ellos votantes del Partido Popular.

Defendiendo el uso del burka defenderemos un Estado multicultural, enriquecido por las aportaciones de estas ciudadanas que se han visto obligadas a emigrar por la injusticia del capitalismo explotador. Y no nos dejemos engañar por los cantos de sirena de los habituales portavoces de esta derecha extrema que padecemos en el Estado. Oiremos decir que hay que prohibir, que hay que censurar, que hay que impedir... No se nos olvide que éstas son las posiciones habituales de aquellos que, aunque no se atreven a decirlo, en realidad querrían defender la dictadura de Franco porque para ellos es la única manera de sofocar la indomable libertad que el Partido Socialista está poniendo en las manos del pueblo soberano. Del Pueblo Soberano, quiero decir.

Y la habitual labia y los poderosos medios económicos de los voceros de los enemigos del pueblo nos envolverán la realidad para engañar a aquellos ciudadanos y ciudadanas más influenciables, haciéndoles creer que esas vestimentas tradicionales sofocan la libertad, que en realidad son un instrumento de dominio machista, que son una imposición religiosa y cosas así. ¡De Libertad religiosa van ellos a hablarnos a nosotros!, a nosotros que hemos tenido que salir en defensa de un pobre fotógrafo extremeño, atacado y vilipendiado por las fuerzas liberticidas con malas excusas que sólo buscaban cercenar la libertad de expresión y de creación, pilares de toda Democracia popular.

No os asustéis, españoles y españolas progresistas, defendamos a estas pobres mujeres de las agresiones de las mismas fuerzas que en las Azores decidieron atacar sus países, ahora hace cuatro años, defendamos la Alianza de Civilizaciones, defendamos las políticas sociales de Zapatero. El burka, el hiyab y el niqab sólo son odiados por las fuerzas de la derecha extrema y cavernaria, las mismas que odian todo lo que se sale de sus estrechos márgenes de tolerancia. No son imposiciones machistas ni religiosas, son muestras del folklore y de la cultura originaria de otros países que los hombres y las mujeres progresistas del Estado hemos de defender en nombre de la Libertad, en nombre del Feminismo, en nombre de la Tolerancia y del Respeto a todos. Y a todas.

¡Urka, urka, urka, todas con burka!
¡Urka, urka, urka, todas con burka!
¡Urka, urka, urka, todas con burka!
¡Urka, urka, urka, todas con burka!

Noticias relacionadas

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris