Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

España despierta: señor Zapatero ¡escúchela!

Miguel Massanet
Miguel Massanet
martes, 20 de marzo de 2007, 09:54 h (CET)
Creo que hace muchos años que no se producía en España un fenómeno parecido. Ha tenido que ser el gobierno socialista del señor Zapatero el que, con su política de división de España y de los españoles, ha conseguido que los ciudadanos de la llamada derecha se hayan movilizado, no una, sino nueve o diez veces, y hayan salido a la calle multitudinariamente para protestar de viva voz –eso sí, sin algarazas, insultos ni causando destrozos, como es costumbre inveterada de la izquierda belicosa y totalitaria –para dejar constancia ante el Ejecutivo de su desagrado por la forma en la que se está gobernando la nación y, en especial, por la deriva del Gobierno socialista hacia la descomposición del país en zonas insolidarias, y entregadas a nacionalismos belicosos, que pretenden conseguir sus fines por medio del terrorismo y el chantaje al Estado.

Es curioso, porque normalmente las gentes de orden, los que creen que una nación progresa cuando se trabaja para conseguirlo no cuando se pugna para deshacer lo bien hecho; cuando se respetan la leyes de la convivencia y no se fomentan los enfrentamientos clasistas; cuando se forma una piña y se insiste en el espíritu de unidad nacional y no se cuartea la nación en autonomías excluyentes; es curioso, repito, estas movilizaciones ciudadanas, porque estas personas suelen ser alérgicas, por naturaleza, a las grandes demostraciones públicas, y prefieren guardar su anonimato para expresar sus preferencias políticas en las urnas. Pero, últimamente, se viene produciendo un fenómeno que quizá nos tuviéramos que remontar a muchos años atrás, cuando los tiempos de la II República, para encontrar una situación semejante de descontento de la ciudadanía que fuera comparable a la que hoy siente una gran mayoría de los españoles. Y no debe de extrañarnos que esto suceda, porque son ya muchas las veces en las que el señor Zapatero ha engañado a la ciudadanía. Empezó cuando ganó las elecciones con un programa que prometía firmeza ante el terrorismo vasco y respeto a los pactos con el PP en dicha materia y ya se ha podido comprobar cómo ha cumplido sus promesas. Su gobierno ha sido un seguido de promesas e incumplimientos; de ofertas de cooperación con el PP y de descalificaciones contundentes que han hecho imposible cualquier acercamiento entre ambos partidos; un predicar una política para, al día siguiente, hacer todo lo contrario; un olvido de la legislación antiterrorista para someterse a la voluntad de los etarras y nacionalistas catalanes, pasándose por los fondillos de sus pantalones sus promesas de mantener la unidad de España.

Ahora se quejan, dicen que las manifestaciones de la derecha son una traición al Gobierno; que están destinadas a derribar al Ejecutivo; que sus objetivos son espúreos porque no hay rendición ante ETA; ni tampoco se piensa en convertir Navarra en la cuarta provincia vasca; que el PP no ha digerido su derrota en las elecciones etc. Incluso la señora Vicepresidenta dice que los manifestantes ven fantasmas.

Pués a mi se me ocurre que es muy probable que, los fantasmas de los que habla Fernández de la Vega, sean los que probablemente se les aparezcan a ellos ahora que pueden presenciar la contundencia, el entusiasmo y el fervor de las multitudes de ciudadanos asistentes a las manifestaciones (cosa nunca vista) – no sólo de militantes del PP o del Foro de Érmua o de la AVT – de todas las tendencias políticas, que abarrotan las calles de las ciudades para protestar contra el sesgo extremista que le está dando el señor Zapatero a su política. Es incomprensible que ante muestras, como la de hoy en Pamplona, donde una cantidad ingente de manifestantes se han reunido para quejarse del trato que se les dispensa, al utilizarlos como moneda de cambio en una negociación solapada con los terroristas de ETA, y , de paso exigirle al Presidente que les garantice su independencia respecto al país vasco. No cabe mayor muestra de la solidaridad de un pueblo ante la tozudez de un Presidente encasillado en sus ideas tercermundistas. Hay que decir que este olvido de la voluntad popular, contrasta, con lo que fue su comportamiento cuando, siendo el jefe de la oposición, y gobernaba España el señor Aznar (contra el que sí llevó a cabo una campaña vergonzosa de acoso y derribo, culminada con la explotación vergonzosa del 11-M), provocó que sus esbirros, sus aleccionados sicarios y agitadores, salieran a las calles de Barcelona y otras ciudades para que, aún siendo pocos en número, lograran con sus gritos, insultos, pancartas y salvajismo atemorizar a la población. Eran los tiempos del Prestige y de la Guerra de Irak. Entonces le reprochaba a Aznar su postura firme diciendo que “gobernaba de espaldas al pueblo”. Ahora, sin embargo, mostrando hasta que punto ha llegado en su cinismo e hipocresía, se niega a escuchar a los que le piden que no entregue a España a los nacionalistas, a los terroristas de ETA. Una muestra más de su “talante”

El señor Presidente, si no rectifica a tiempo, tendrá sobre su conciencia el haber conducido a la nación española a un callejón sin salida y el haber conseguido enfrentar de nuevo a los españoles, algo que no ocurría desde el 18 de julio de 1936.

Noticias relacionadas

Gobernantes y gobernados

De la adicción a los sobornos, a la adhesión de los enfrentamientos: ¡Váyanse al destierro ya los guerrilleros!

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris