Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tercera puerta   -   Sección:   Opinión

Con Navarra a cuestas

Jabier López de Armentia
Opinión
martes, 20 de marzo de 2007, 09:54 h (CET)
No ha hecho falta encender los televisores o las radios, leer los periódicos o caminar por la calle. De cualquiera de las maneras, no hemos enterado de lo sucedido este fin de semana en Pamplona. Un sábado marcado por el despilfarro y la prolongación de la derecha más reaccionaria en tierras navarras. UPN, el partido demagógico por excelencia, hijo adoptivo del PP, organizó este sábado lo que para muchos se está convirtiendo en una dinámica que nos asola sábado sí, sábado no, una manifestación en contra del gobierno de Zapatero. No sé porqué pero parece que vamos a estar así hasta el 27 de mayo.

No quiero entrar a valorar el contenido de la manifestación, que aunque no esté de acuerdo con ella, la respeto, al igual que pido que se respeten el resto de manifestaciones del resto de colectivos. Sólo entraré a comentar el porqué de esta manifestación.

¿Por qué esta manifestación? Las razones las saben ellos mejor que nadie, pero es evidente que el análisis político que ellos realizan lo realizamos también otras muchas personas, enfocado desde otro prisma, con el objetivo de analizar la situación en Euskal Herria. De este análisis se desprende que UPN no pasa por sus mejores momentos. Para sacar esta conclusión sólo hay que ver el descrédito político del que goza el PP desde el 11-M. Muchas podrán decir que el PP no pierde votos, y verdad tienen, ya que el PP goza de un electorado fiel, casi de estructura militante.
Por tanto, la debacle de UPN y su socio de gobierno CDN es inevitable, a lo que hay que sumar el auge que está consiguiendo Nafarroa BAI, una agrupación de diferentes partidos nacionalistas euskaldunes.

Según los últimos sondeos y encuestas, Nafarroa BAI se situaría como segunda fuerza política, arrebatándole este puesto al PSN, y dejando por encima a un UPN muy tocado. La importancia de Navarra es tal, que se organizan manifestaciones con presupuestos incalculables pagados con el dinero de todos los navarros, o bien vía “Calle Génova” para intentar frenar el avance nacionalista y socialista en tan acogedoras tierras.

Si gobernase, ya no un partido nacionalista euskaldun como Nafarroa BAI, sino el Partido Socialista Navarro con Izquierda Unida, el perfil de ese gobierno sería mucho más abierto y conciliador para conseguir el cese de la violencia, y la paz definitiva. Con partidos herederos del carlismo o del franquismo no avanzamos hacia la paz, no avanzamos hacia la normalización política y la convivencia de todos.

Navarra siempre será aquello que quieran ser sus ciudadanos. Nunca será moneda de cambio de nada, nunca será el “pago” político a una negociación entre Gobierno español y E.T.A..

En juego no sólo están 50 escaños y las políticas públicas de 4 años vista, en juego están las vidas de los navarros, las vidas de los vascos y las vidas de los españoles. Las elecciones electorales del 27 de mayo de 2007 marcarán un antes y un después en la política nacional vasca.

Noticias relacionadas

Un tejido de hábitos transformadores

No menos trascendentales han de ser nuestras propias transformaciones interiores

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XV)

Hay que liberar a los miembros del Opus Dei de la funesta manía de pensar

Un salabre oxidado

Un relato estival de Francisco Castro Guerra

Te invito a un Cat Café en A Coruña

Ya podía nuestra sociedad darse más cuenta de que son seres vivos

Respetar la verdad y la autoridad en la materia

Artículo de Carmen de Soto Díez, Consultora de comunicación
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris