Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Artículo opinión  

Otro engaño de Zapatero a Cataluña

Wifredo Espina
Wifredo Espina
@wifredoespina
martes, 20 de marzo de 2007, 15:39 h (CET)
Otro engaño de Zapatero a Cataluña, ahora a propósito del Estatut. Y van... Este último es el más sibilino, el más desleal, el más cobarde. Da la razón a la oposición intentando aparentar lo contrario. Zapatero no es de fiar, ni por los que más le han fiado y confiado, en un juego de intercambio de cartas políticas para apoyarse mutuamente en el poder.

Para evitar que el Tribunal Constitucional pueda declarar inconstitucional el Estatut o alguna de sus partes, lo que sería su gran derrota política y le deslegitimaría ante la opinión pública, propone una coartada jurídico-política al Alto Tribunal. A través del abogado del Estado, para defenderse de las acusaciones de los varios recursos presentados contra el Estatut, el Gobierno argumenta que el texto estatutario puede considerarse conforme con la Constitución si se interpreta restrictivamente, no literalmente sino a la baja. Es decir, desvirtuando el espíritu con que se redactó y con que se sometió a referéndum de los catalanes.

Naturalmente, ya se ha armado el escándalo político. ¿Quién causa crispación? Mientras el ahora vicepresident Carod, en un nuevo gesto de cinismo, califica esta maniobra de “buena noticia”, su colega de partido y portavoz parlamentario, Joan Ridao, afirma lo contrario: que Esquerra Republicana “rechaza que se fabrique una coartada a los magistrados progresistas (del TC) para defender un planteamiento alejado de lo que ratificaron los catalanes”. ¿En qué quedamos?

Por su parte, el portavoz de CiU, Felip Puig, en sintonía con Artur Mas, considera que “con las alegaciones de los abogados del Estado se pone en evidencia que el PSOE coincide con el PP en que hay que frenar las ambiciones de Cataluña”, y añade que el Informe de los abogados del Gobierno central “es una nueva muestra de deslealtad de Zapatero hacia el Estatut de Cataluña”.

La discreción del president José Montilla y la afirmación del portavoz de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, en la línea de Carod, de que es una “buena noticia”, no deja demasiadas dudas del gusto que el nuevo Tripartit le ha encontrado a estar en el Govern, incluso al precio de su sometimiento a los deseos e intereses políticos de Zapatero.

Un Zapatero que, primero, promete respetar el Estatut que apruebe Cataluña; después, lo recorta sustancialmente en el pacto con Artur Mas y en el Congreso; y ahora propone –tramposamente- a los magistrados del Constitucional que lo interpreten restrictivamente, pero que -¡por favor!- no lo tumben, ni en todo ni en parte, porque –piensa Zapatero, aunque no o diga- esto sería su descrédito definitivo.

Como tantas veces, la cuestión es salvar la cara “como sea”. Con sonrisita y talante incluidos, Zapatero no es de fiar.

Noticias relacionadas

Recuerda: Nada nos pertenece, todo es prestado

​La naturaleza en su conjunto y la humanidad misma, viven en el día con día los embates de la voracidad

​Bruselas tensa las relaciones con Trump, apoyando dialogar con Maduro

Las dudas y la debilidad de la UE condicionan un apoyo explícito a Guaidó, el único presidente legítimo de Venezuela

​La sonrisa de Casado

Los que no quieren que gane la derecha que no se queden en casa o voten en blanco

​Los actos oficiales de inauguraciones prohibidos a partir de marzo

La convocatoria de elecciones pone en marcha la normativa de la campaña

​Vuelve el debate del aborto

Josefa Romo Galito
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris