Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

El undécimo mandamiento

Pascual Mogica
Pascual Mogica
domingo, 18 de marzo de 2007, 11:11 h (CET)
Aunque, al parecer, lo que se corresponde es hablar sobre De Juana Chaos, lo único que voy a decir al respecto es que cuantos más días pasan más me convenzo de que el Gobierno ha hecho lo que debía hacer.

Hoy lo que me apetece, por que lo creo obligado, es referirme a la actitud de los obispos y sobre todo su llamada a los padres para que boicoteen la asignatura de Educación para la Ciudadanía. Al parecer ven más positivo el que se eduque a los jóvenes en la religión católica.

Yo conozco a muchos agnósticos que son personas inmejorables en todos los sentidos, en el moral, en el ético y en el solidario. Y conozco a gentes educadas en la religión católica que no se caracterizan precisamente por estos tres sentimientos.

Los obispos se han empeñado en que la enseñanza sea obligatoria en todos los centros públicos y concertados, estos últimos en su inmensa mayoría católicos. Yo no creo que en un Estado aconfesional tenga cabida ningún tipo de enseñanza religiosa y en cambio si creo que la Iglesia puede perfectamente realizar su apostolado. Si es verdad que la Iglesia cuenta con millones de adeptos no veo el porqué se tenga que propagar la fe en Cristo en los colegios cuando esos millones de católicos pueden perfectamente ejercer de enseñantes al igual que lo hacen esos miles y miles de catequistas que se dedican a formar a los niños/as cuando están en edad de recibir su primera comunión. La Iglesia, que pobre no es, tiene suficientes medios, tanto materiales como humanos, para que todos los padres que voluntariamente lo deseen puedan llevar a sus hijos a que reciban educación católica. Lo que ocurre es que la actitud de los obispos, su manía de meterse en asuntos políticos que no son de su incumbencia, está propiciando que cada vez la gente se aleje más, no de Dios, sino de los hombres que en la tierra dicen “representarle”. Los obispos son conscientes de que no tienen muy buen “cartel” y no quieren cargar con la responsabilidad de tener que asumir la enseñanza por “cuenta propia” y que el fracaso pudiera poner en evidencia su falta de credibilidad. Esto lo podemos comprobar con los miles de niños que cuando salen de los colegios religiosos salen tan hartos de “religión” que no se arriman por una iglesia ni para asistir a su propio funeral.

Por cierto ya que estamos en las cosas de los obispos y cuando leo que el Arzobispo de Toledo, el ínclito, Antonio Cañizares, considera que si el Gobierno le importa la vida al concederle la prisión atenuada al terrorista “que lo demuestre y derogue la ley que permite el aborto” pienso que por qué no le pidió al PP, cuando Aznar estuvo ocho años al frente del Gobierno, que derogara la Ley del Aborto. Esto me da pie para afirmar que falta un mandamiento, el undécimo: “No serás demagogo y respetarás la inteligencia de tus semejantes”.

Noticias relacionadas

Un PSOE con síntomas de totalitarismo. Primarias en el PP

Sánchez ha decidido gobernar a decretazos, dispuesto a copar, en favor suyo, los medios de información españoles. El PP debe renovarse y prescindir de aquellos que lo han llevado al desastre

Hijos

Sigo manteniendo mi reflexión de siempre: “los hijos no los educamos… nos imitan”

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVIII)

(...)el Opus Dei no reunía las cualidades que el Derecho canónico atribuye a las Prelaturas Personales

Cuatro palabras que cambiaron el curso de la historia

¿También bebés?

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVII)

¿Dónde está la responsabilidad personal de quienes controlan empresas, fundaciones y sociedades mediante testaferros?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris