Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Eso si que era inhumano

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
sábado, 17 de marzo de 2007, 20:44 h (CET)
En tiempos que desde las más altas magistraturas se habla de humanitarismo, me viene a la memoria la película de Luis García Berlanga, "El verdugo". Para justificar el garrote vil le decía el genial Pepe Isbert en el papel del verdugo Amadeo, a su futuro yerno y sucesor de su oficio: "Me hacen reír los que dicen que el garrote es inhumano. ¿Qué es mejor, la guillotina? ¿Usted cree que se puede enterrar a un hombre hecho pedazos?". "Y que me dice de los americanos. La silla eléctrica son miles de voltios. Los deja negros, abrasados".

Décadas después a la par que se justificaba mediáticamente el suicidio asistido con veneno del tetraplégico Sampedro, aplaudido en la película Mar Adentro de Alejandro Amenabar, todos estaban de acuerdo en lo inhumano de la pena de muerte del verdugo. Eso si que era inhumano.

Quién sabe si cuando pasen los años el séptimo arte describa otro tipo de muertes, un verdugo digital o virtual justifique su acción con lo inhumano que era quitar un respirador a una enferma de distrofia muscular o darle veneno a un tetraplégico. Aquello si que era inhumano.

Noticias relacionadas

No todo se solventa con la prisión

Hay penas que sólo pueden penarse en familia

Renovarse o morir

Desde la militancia apelamos a la honestidad personal e intelectual del futuro líder, su competencia política y su lealtad a una España sin fisuras ni frivolidades nacionalistas

Amenazas para España: separatismo, feminismo combativo y Justica populachera

“Resulta que no sirve de nada que se cierren las heridas si se cierran con la mierda dentro” Nerea Delgado

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIX)

El deseo de dar de comer todos los días a los de la propia familia consigue lo que no hace la convicción

Ser estoico

El libro de Massimo Pigliucci titulado Cómo ser un estoico nos hace reflexionar sobre la conducta
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris