Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

¡A las barricadas!

Pascual Mogica
Pascual Mogica
sábado, 17 de marzo de 2007, 09:36 h (CET)
Las derechas, los de la “Peña las banderas”, no, no me refiero a una peña futbolística que son hinchas del Hércules C. F., me refiero a al PP, a las derechas de siempre, se quieren apropiar de la enseña de todos los españoles, del himno nacional, y hasta han tenido el atrevimiento de utilizar una canción, “Libertad sin ira” que fue un símbolo de la transición y que no fue creada para “exaltar” precisamente lo que las derechas hicieron en este país durante cuarenta largos años.

A mi no me extrañaría nada que dentro de esta algarabía, de este desmadre en el que se mueven las derechas, acabaran saliendo a la calle cantando ese himno anarquista titulado “¡A las barricadas!”. Estas derechas con tal de camuflar su intolerancia son capaces de todo. ¿Se imagina usted a Aznar, Acebes, Zaplana, Astarloa, del Burgo y Mariano Rajoy cantando eso de: “Negras tormentas agitan los aires/nubes oscuras nos impiden ver/ Aunque nos espere el dolor y la muerte/contra el enemigo nos llama el deber. Alza la bandera revolucionaria/que del triunfo sin cesar nos lleva en pos. En pie el pueblo obrero, a la batalla/hay que derrocar a la reacción. ¡A las barricadas! ¡A las barricadas!”. ¿Se lo puede usted imaginar? No, verdad. Yo tampoco, pero tan osados, tan cínicos tan desvergonzados son que con tal de seguir engañando a los españoles son capaces de cantar “La Marsellesa”, el “Himno de Riego” y en su intento de suplantar al PSOE, hasta “La Internacional”. Ya dijo Miguel Ángel Rodríguez, el nuevo rico, cuando era portavoz del Gobierno de Aznar que este estaba haciendo una política de izquierdas. Con tal de “dar el pego” para confundir y salirse con la suya son capaces hasta de repartir entre los ciudadanos el célebre libro de Mao.

Pero creo que esto es para los españoles, que tontos no son, un problema que no merece ser tenido muy en cuenta. Lo verdaderamente preocupante es si las derechas podrán aguantar un año, justo el tiempo que falta para las elecciones generales. El “mono” de gobierno que tanto les desespera y exaspera muy posiblemente les lleve a emprender acciones que no tienen cabida en un Estado democrático. Aunque esto, a las derechas, siempre les ha importado bien poco. Nada.

Noticias relacionadas

No todo se solventa con la prisión

Hay penas que sólo pueden penarse en familia

Renovarse o morir

Desde la militancia apelamos a la honestidad personal e intelectual del futuro líder, su competencia política y su lealtad a una España sin fisuras ni frivolidades nacionalistas

Amenazas para España: separatismo, feminismo combativo y Justica populachera

“Resulta que no sirve de nada que se cierren las heridas si se cierran con la mierda dentro” Nerea Delgado

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIX)

El deseo de dar de comer todos los días a los de la propia familia consigue lo que no hace la convicción

Ser estoico

El libro de Massimo Pigliucci titulado Cómo ser un estoico nos hace reflexionar sobre la conducta
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris