Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

¿ETA entregará armas?

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
viernes, 16 de marzo de 2007, 12:11 h (CET)
¿Quién se puede creer que ETA pretende allanar el camino al presidente Rodríguez? ¿De dónde ha salido esa información sobre la presunta entrega simbólica de armas por parte de la banda? No me lo creo. Sería el colmo del engaño y de la degradación por parte del presidente. Cuando deba hacerse, que sea real, con luz y taquígrafos. Entrega de armas, rendición y al trullo, pero a cumplir íntegras las penas. Si Rodríguez hace un guiño así a los terroristas, con premeditación teatral incluida, entonces sí que pensarían muchos españoles que lo del 11-M lo sabían algunos que hoy están en los aledaños del Gobierno o en el propio Gobierno. Quiero pensar que es una simple intoxicación periodística. Nadie de mis contactos en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado lo ha podido confirmar. Y hasta ahora nunca fallaron.

Que ETA tiene muchas armas lo sabemos todos. ¿Quién no recuerda el robo de más de 300 pistolas en el sur de Francia, en vísperas de su bautismo europeo, auspiciado y apadrinado por Rodríguez? Coincide casi en el tiempo con las declaraciones de Joan Mesquida, aludiendo a que ETA no se estaba rearmando. Sí, es cuando nos hizo pensar que en los zulos la banda enterraba mazapanes, guirnaldas y bombillas de colores.

Tampoco me creo que ETA pretenda compensar a Rodríguez, en virtud de sus pactos, por la prisión atenuada dictaminada para el multiasesino de Juana Chaos. ¿Tiene ETA alguna intención o algún interés por apuntalar al Gobierno de Rodríguez? Pues según el Grupo Intereconomía, sí, ya que se trataría de intentar afianzar la credibilidad de Rodríguez y su Gobierno, hoy por los suelos; máxime, después de los efectos devastadores que ha supuesto para el PSOE el clamoroso éxito de la manifestación del 10 de marzo. Bien es verdad que, para ‘Pepiño’ Blanco, don José, asistieron menos ciudadanos que los inmigrantes muertos con motivo del “efecto llamada” voceado por su actual enemigo ‘Chuchi’ Caldera.

Para muchos ciudadanos es difícil que Rodríguez caiga más bajo. Por eso mismo cuesta creer – y de hecho no lo creo aún – que el presidente haya reclamado a la banda un gesto de buena voluntad, amistad, concordia y vecindad. Siempre según el Grupo indicado: “Se trata de una operación de imagen que no disminuye la capacidad destructiva y operativa de la banda terrorista ETA, que en la actualidad cuenta con 5 toneladas de diversos explosivos, decenas de armas automáticas, lanzagranadas y material electrónico de avanzada tecnología”.

Da miedo pensar que se pueda estar jugando y maltratando a la ciudadanía, en virtud de sabe Dios qué oscuros y pintorescos intereses. ¿Quién creería a ETA si ofreciera otra tregua-trampa, calificada como indefinida? ¿Quién se creería el compromiso de ETA de parar la violencia callejera y la extorsión? Tras todas estas preguntas hay muchas más. Varias de ellas ponen los pelos de punta. Hay que recordar que ETA no da puntada sin hilo. Rosa Díez lo ha explicado en numerosas ocasiones. ¿Qué pediría a cambio ETA a Rodríguez? Algún apunte: presos, legalización de Batasuna, Navarra, un marco legal para el mundillo abertzale, deuda histórica, garantías de Estado para Euskal Herria, autodeterminación, alejamiento de Policía y Guardia Civil,… ¿Y la Justicia con esos pelos? Rodríguez no sabe que la Guardia Civil ‘por coger al que no es, acaba cogiendo al que es’.

A Rodríguez no le llega la camisa al cuello. Sabe que es sospechoso. ¿Se lo explicará algún día a la madre de Joseba Pagazaurtundúa? ¿Por qué nunca ha sido capaz de mirar a Maite a los ojos? El tiempo se le acaba. Las elecciones le atenazan. Genera rechazo por donde va. Tiene menos credibilidad que Pérez Rubalcaba explicando la bondad de los GAL y la inexistencia de las cloacas del Estado. Termino el artículo y sigo sin creerlo.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XII)

A ellos (a los miembros del Opus Dei) no se les "ofrece", sino que se les obliga a tener esa dirección espiritual

La ministra de Justicia cree en milagros

¿Novata o inexperta?

Víctimas sin voz

Nos merecemos otros cuidados y otros líderes

Tempus fugit a toda leche

En la época del “tuit”, todo es breve y rápido

¿Concertinas o más policías y guardias civiles heridos, señor Marlaska?

No estamos convencidos de que un juez considerado “progresista” sea lo que mejor conviene a España como ministro de Interior
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris