Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Entrevistas

Etiquetas:   Entrevista   -   Sección:   Entrevistas

'Hemos ido de menos a más, y estamos vivos'

Javier Imbroda, técnico del G. C. Valladolid
Redacción
miércoles, 14 de marzo de 2007, 19:25 h (CET)


Javier Imbroda.


Francisco Javier Imbroda Ortiz (Melilla, 1961) es uno de esos entrenadores que cada vez que habla, todo el mundo escucha. Su tono pausado y sus profundas reflexiones son tomadas muy en cuenta, porque son pocos los que pueden presumir de haber entrenado a Unicaja, Caja San Fernando, Selección Española y Real Madrid con tan sólo 46 años.

Ahora, es el último salvavidas que le queda al Grupo Capitol Valladolid para no hundirse a LEB, y de ello dio cuenta el pasado domingo el Real Madrid, líder de la ACB, al caer de manera inesperada en el Polideportivo Pisuerga. En chándal y con el rostro un poco cansando, delatando un duro día de trabajo, Imbroda atendió a pie de cancha a la preguntas de Siglo XXI.


Antonio Álvarez Rodrigo / SIGLO XXI

Vaya machada la del domingo ante el Real Madrid…

Pues sí. Aparte de una machada, lo mejor seria que eso tuviera un reflejo en el partido siguiente. El equipo demostró que está capacitado para ganar, y ahora lo que hay que afrontar es un partido distinto al del Real Madrid, porque el rival nada tiene que ver, y afrontarlo con la mentalidad acorde a este tipo de partidos ¡Ojalá esa machada nos sirva para afrontarlo con un mayor ánimo y con una mayor confianza!

… Y encima al Real Madrid, equipo al que le tendrías ganas después de su estancia allí ¿Se sacó una espina?

No, esa espina uno solo se la puede sacar cuando puede estar en disposición de estar en un equipo así y, digamos, ganar. Yo, en esa temporada, perdí, y me lo tomé como una experiencia más que va quedando en el camino.

¿Cuál fue el motivo de tu retiro voluntario de tres años tras su paso por Madrid?

El motivo es que estaba sobresaturado de baloncesto. Llevaba mucho tiempo compartiendo club y selección, casi 10 años… son muchos partidos, muchos campeonatos, mucha tensión… Necesitaba alejarme, aunque relativamente, porque TVE me permitió seguir muy de cerca la competición. Pero sí que necesitaba alejarme de los banquillos, de esa tensión a veces tan dura. Fue una decisión personal.

¿Y por qué regresar a un equipo con tantos problemas como el Grupo Capitol?

Era un reto que se presentaba. Me preguntaron por qué acepté esta opción, con la situación en la que se encontraba el equipo. Pero uno, a veces, no elige los momentos. Los retos se van presentando. Podía esperar a una opción más favorable, pero era lo que había. Entonces, creo que fue una decisión tomada con mucho deseo. Y aquí estamos, tratando de ayudar al equipo a salvarlo.

Cuando fichó por el Capitol, allá por el mes de noviembre, dijo que necesitaba sentir la tensión de los banquillos ¿ya ha tenido bastante?

(ríe) Sí sí. Me ha permitido recobrar viejas emociones y viejas tensiones. La verdad es que sí, me he vuelto a sentir entrenador y estoy encantado.

Un proverbio hindú dice que “el más largo de los caminos comienza con un paso ¿Cuál fue su primer paso en Pucela?

Yo creo que era ganar, porque el equipo llevaba mucho tiempo sin hacerlo. Ganar y decirle al equipo y a la afición que se puede. Ese fue el primer paso de algo que no está concluido porque aún queda mucho.

Desde un principio hizo hincapié en la defensa. El equipo ha logrado reducir el promedio de puntos encajados de 82,89 a 79,34 puntos de media por partido ¿El equipo puede defender aún mejor?

Sí, sí. Lo que pasa es que son hábitos difíciles de coger en jugadores que no están habituados a tenerlo. Eso cuesta un tiempo, y cuesta bastante. Pero, lo que sí es cierto es que el equipo es más competitivo porque, fundamentalmente, defiende, defiende mejor y puede defender aún más. Esto le da una confianza al equipo.


“La victoria ante el Real Madrid nos da fuerza y ánimo”


Usted es partidario de la teoría que dice que “el ataque gana partidos pero la defensa, campeonatos”. Sin embargo, el Grupo Capitol ha rebajado la media de puntos a favor: de 77,44 a 74 puntos por partido ¿Puede ser una consecuencia del desgaste defensivo?

Por supuesto. La cuestión está en equilibrar las dos partes del juego. En ese sentido, lo que supone estar esforzándote más atrás te puede restar más precisión en ataque. Por eso, cambiar esos hábitos a mitad de temporada no es nada fácil en un equipo con jugadores que no lo habían hecho.

En alguna ocasión dijo que el equipo andaba falto de un baluarte, un líder ¿Ya lo han encontrado?

No, no hay un líder con el concepto que yo tengo de líder. Dentro del equipo hay jugadores con una actitud excepcional, son buenos compañeros y hacen buen grupo en líneas generales. Lo que hemos buscado, más que un líder, son asociaciones, y yo creo que poco a poco lo hemos ido consiguiendo porque no hay una figura que sobresalga en el comportamiento del equipo.

Tras 14 jornadas capitaneando el barco morado, el balance es de 6 victorias por 8 derrotas ¿Qué le parece?

Hemos ido de menos a más, hemos ascendido en nuestro juego. Yo pienso que aún queda mucho, son 11 partidos los que quedan por delante. Y el equipo ha dado síntomas claros de estar vivos y de querer seguir aquí.

Quedan 11 finales por jugar ¿Cuántas victorias cree necesita el equipo para salvarse?

No quiero marcar un límite. Yo siempre he comentado que 12 victorias, históricamente han sido el listón. A veces han sido con menos, otras con más, pero esas suelen ser las victorias que te dan la permanencia.

La derrota en Pisuerga ante Menorca, ¿puede pasar factura, o ya está enmendada con la victoria ante el Madrid?

Sí, fue muy dura. Tardamos tiempo en recuperarnos. Esa semana fue una semana complicada porque veníamos de jugar bien y fue un gran mazazo. Además, ese partido lo estábamos llevando bien. Sin embargo, hubo un momento en que estuvimos por debajo de nuestras posibilidades y Menorca lo aprovechó. Es una espina clavada ahí, que yo creo que hemos recuperado. Pero eso quedó ahí, porque esta competición te enseña que no te puedes quedar mucho tiempo pensando en eso.

Este equipo ha demostrado ser capaz de lo mejor, como las victorias frente a Akasvayu y Real Madrid, y de lo peor, como ante ViveMenorca y en Granada. El equipo resbala mucho en momentos claves.

Suele pasar. A veces el equipo afronta con otra disposición los partidos. Pero, no tiene un factor determinante. Ahora se nos vuelve a presentar una situación, donde Bilbao es un rival directo en la permanencia. Confío en que mentalmente el equipo afronte el partido de manera distinta a San Sebastián, de donde salí muy disgustado porque no estuvimos mentalmente con la actitud que yo hubiera deseado. Entiendo que la victoria del Madrid nos da fuerza, y cierto ánimo, para poder tener otra oportunidad de nuevo frente a Bilbao.

El próximo rival es el Lagún Aro Bilbao, equipo ante el que consiguió su primera victoria en el banquillo morado ¿Cómo los ve?

Es un equipo completo, con un juego exterior muy potente, sobre todo. Es un equipo que, realmente, va a ser complicado de superar. Bien es verdad que, podemos afrontar el partido con mucha fuerza pero enfrente tenemos a un buen rival, que juega ante su gente y sabe lo que se está jugando.


“Corrales ha hecho un viaje de ida y vuelta, y yo se lo he alabado en el vestuario”


¿El equipo ya ha aprendido la lección de Bruesa?

Sí, sí. Yo creo que está en otra disposición.

Cuando usted llegó Iván Corrales pasó de ser el base titular a cuarto base. Sin embargo, tras la victoria en Gran Canaria, Corrales ha recuperado su puesto ¿Qué ha hecho para que haya pegado ese cambio?

Cuando yo llego Iván Corrales no está bien. No estaba aportando lo que podía aportar. Yo lo conozco bastante bien de etapas anteriores, tanto en Sevilla como en la selección española, y entiendo que, si quiere jugar, tiene que ajustarse a unas cuestiones que yo le planteo. Creo que él ha asumido perfectamente, poco a poco, esas cuestiones: más regularidad, más seriedad en el juego, más concentración... Ya no es una cuestión técnica o táctica, sino una cuestión mental, de seriedad. Él se lo ha ganado, porque pasó de ser el número uno al número once, para volver a ser otra vez el número uno. Ese viaje de ida y vuelta ha sido muy importante, y yo lo he alabado en el vestuario.

Y al igual que Corrales, Hopkins ha experimentado una mejora en su juego.

Él se está sintiendo más cómo, pero él sabe que tiene que defender. Tácticamente se despista a veces en defensa, pero si está nos ayuda mucho y ofensivamente está ahora en una mejor línea de aciertos. Y eso se nota.

Al final, después de los fichajes que se han hecho, han sido los cinco titulares del inicio de la temporada los que están “tirando del carro” ¿Eso quiere decir que los fichajes no han sido acertados o que los cinco han mejorado y evolucionado?

Yo creo que los cinco han mejorado y evolucionado. Los he reubicado y volver a ubicar, es decir, hemos hecho un encaje de bolillos para que, de alguna forma, el equipo se fuera sintiendo mejor. Nos quedan dos meses de competición, y, ojalá, sigan en este carril.


“El baloncesto es un producto que hay que cuidar, y los informativos no cuidan la ACB”


De los fichajes, el único que parece que ha respondido ha sido Vasco Evtimov, con un gran partido contra el Madrid.

Bueno… Zoroski, tengo que decirte, es un jugador que vino como solución de urgencia, por aquello de Pecile, y al hombre le ha costado mucho adaptarse. No es fácil, porque la liga española es la más dura de Europa, y menos en su posición de base, donde tiene que manejar el ritmo y la comunicación del equipo.

¿Lo de Pecile fue una mala jugarreta del Granada?

Lo de Pecile ya es pasado y espero que sea una lección aprendida. Fue una situación de mala suerte, pero la verdad es que ya está más que olvidado.

Hay momentos en los partidos que da la impresión de que le va a dar una taquicardia ¿no piensa entonces lo bien que se está en la televisión?

(ríe) En ese momento no me entero. Pero es verdad que sí, que vivo los partidos con mucha pasión y mucha intensidad. No quiero ni ir al médico a que me vean el corazón (dice entre risas).

Usted que ha estado en la televisión ¿cuál es el problema para que las audiencias sean tan bajas o no todo lo altas que se esperaban?

El baloncesto es un producto que hay que cuidar. No sólo vale con retrasmitir un partido. El baloncesto no termina en las dos horas de retrasmisión. Después de eso los informativos tienen que dar un resumen que hablar del próximo partido, es decir, hacer un seguimiento durante toda la semana de los partidos, ya sean de Euroliga, de Uleb Cup…. Y esto no se cuida.

Y usted que ha estado ahí dentro ¿de quién es la culpa?

Es que los responsables de los informativos viven en su mundo a parte, y van marcando sus pautas. Los informativos se desentienden de la liga ACB. Tú no puedes, de pronto, engancharte al partido del sábado, y no volver a saber nada de la ACB hasta el siguiente sábado. Si no vas cuidando eso, el público general se va desentendiendo, y tan sólo quedará el público particular.

¿Qué tal se ha acoplado a la ciudad?

Muy bien. Es una ciudad cómoda y, la verdad, me siento muy a gusto

¿Le gustaría seguir más tiempo como técnico del Grupo Capitol?

Sería una buena señal. Significaría que el equipo se habría salvado.

Noticias relacionadas

Rajoy asegura que se responderá “con total firmeza” al desafío independentista

“Nadie va a liquidar la democracia”

«Pretendo que la gente identifique una novela mía por el estilo»

Borja Cabada, ganador X Premio Logroño de Novela Joven 2016

"Sorprende la capacidad de los egipcios para hacer cosas que hoy nos parecen imposibles"

Entrevista a Antonio Cabanas

"Me emociono mucho cuando escribo. Amo lo que hago"

"La democracia no es un regalo del cielo. Hay que cuidarla, porque se puede romper"

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris