Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

¡Vaya patinazo!

Miguel Massanet
Miguel Massanet
jueves, 15 de marzo de 2007, 12:07 h (CET)
Bueno, parece que el gobierno socialista del señor Zapatero va a tener que enfrentarse, como era previsible, con las primeras y más graves consecuencias derivadas de su caótica política exterior, y digo caótica por no decir disparatada, absurda e irresponsable. El inefable señor Moratinos, siguiendo la estela de sus “éxitos”como jefe de la diplomacia española (España no se merece la que nos ha caído encima), ha cosechado un nuevo 'triunfo'.

Veamos, yo creo que hasta el más lerdo, el más ingenuo y el más inculto de nuestros compatriotas, sólo que tuviera un mínimo de sentido común, se hubiera podido dar cuenta de que irse el señor Zapatero a Marruecos para entrevistarse, a la tercera intentona, con el rey Mohamed VI, y dedicarse a hacerle la pelota de una manera escandalosa y humillante (no se olviden que hace un tiempo le vendimos armas por valor de doscientos millones de euros), para, finalmente, compartir con el monarca alauita, el plan de autonomía, ideado por éste para lo que fue el Sahara español 'en virtud del cual, aquel territorio, se transforma en una nueva provincia autonómica de Marruecos', iba a pasar desapercibido por Argelia. No ha sido así, el Frente Polisario ha montado en cólera contra España y Argelia, su defensora, ha decidido tomar cartas en el asunto. Yo creo que hasta el señor Moratinos, esforzándose un poco, hubiera podido llegar a la misma conclusión. Pero no fue así y metieron la pata hasta el corvejón.

La consecuencia, de esta “atinada” cesión al reino de Marruecos, no se ha hecho esperar y hoy, en los medios de comunicación, se ha dado la noticia de que el ministro argelino de Energía y Minas, Chakib Khelil, ha anunciado que el precio del gas natural que se suministra a España va a incrementarse en un veinte por ciento, aumento que se aplicará a Gas Natural, que es la compañía distribuidora. Y todo esto, en vísperas de la visita de nuestros reyes a aquella nación. No olvidemos que España es dependiente de Argelia, en cuanto al gas natural, en un sesenta por ciento, lo que quiere decir que, si nos fallara este suministro, las consecuencias para nuestra industria, incluida la eléctrica, podrían ser catastróficas.

Hace tiempo que los economistas vienen advirtiendo al Gobierno del peligro de estar entregados a un solo proveedor y le han recordado, en numerosas ocasiones, que el prescindir (siempre más en base a supuestos daños ecológicos que en consideración a criterios de rentabilidad) de la energía nuclear (mucho más limpia y barata) podría entrañar el peligro de que, lo acaba de suceder, se produjera. Sin embargo, nuestro gobierno socialista está amarrado, por sus compromisos con partidos que siempre han hecho de la erradicación de la energía nuclear su bandera de lucha, a los que no se atreve a disgustar. Dentro del propio socialismo hay una gran mayoría, infectada por el virus demagógico 'del que hizo uso con largueza, cuando aún estaba en la oposición, el propio Zapatero' que ahora no podrían comprender que se volviera a las antiguas centrales nucleares.

Un hueso duro, un trágala, que veremos como pueden roer el Presidente y Moratinos sin molestar al rey Mohamed VI y, a la vez, conseguir reconciliarse con Argelia que, no lo olvidemos, en estos días está negociando con Gas Natural su contrato. Me gustaría saber lo que piensan los catalanes de este patinazo del Ejecutivo. ¡Vayan ustedes haciendo OPAS para que luego les sieguen la hierba debajo los pies! ¡Ah!, y prepárense los consumidores de gas a encajar las subidas que vamos a tener que soportar si se confirma la noticia. ¿Esto es el socialismo? Pues sí señores, es esto.

Pero, señores, no se acaban aquí las desdichas. Será verdad que una desgracia nunca viene sola porque, ¡vean ustedes por dónde!, ahora resulta que los de Al Qaeda, ¿recuerdan aquellos del 11-M?, pues estos terroristas que tanto airearon los socialistas cuando se produjo aquel atentado; ahora le dicen al gobierno de Zapatero que: cuando sacaron las tropas españolas de Irak se las llevaron a Afganistán y que, para ellos, tanto les da que luchen en un sitio como en otro, que son soldados y que llevan armas. Según los socialistas era un crimen que Aznar enviase soldados españoles a morir en Irak. Las huestes de Zapatero invadieron las calles con su 'no a la guerra'. Se engañó a la ciudadanía diciendo que las tropas que se enviaban a Afganistán lo hacían “en misión de paz”; ahora todos sabemos que allí hay una guerra en la que mueren nuestros jóvenes. Pero no acaba aquí la cosa. Los de Al Qaeda, según su portavoz encapuchado, se han vuelto contra el gobierno español por intervenir contra sus milicias en Afganistán y le advierten de que 'se expone a una nueva amenaza' y que 'se pone en riesgo' a nuestra nación de sufrir atentados como represalia. En todo este affaire una nota cómica: el señor Alonso ha manifestado a la prensa, muy serio y sin que se le cayese la cara de vergüenza, que los paises de la comunidad internacional 'no deben ceder nunca' ante las amenazas terroristas. O bien España no pertenece a la comunidad internacional o bien los de ETA no son terrorista y los otros sí o bien nos están tomando el pelo a todos. Yo me inclino por lo último.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris