Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

Del 23-F al 10-M

Pascual Mogica
Pascual Mogica
miércoles, 14 de marzo de 2007, 09:40 h (CET)
Si el 18 de julio de 1936, fue una fecha que quedó marcada en la mente de muchas generaciones de españoles por lo que significó para unos y para otros según en que bando se alineaban, la manifestación que todas las derechas llevaron a cabo el pasado día 10 en Madrid no va a tener, lamentablemente para sus organizadores y afortunadamente para España, ninguna trascendencia porque el objetivo que perseguían con esta manifestación, una dimisión del Gobierno, y por tanto unas elecciones anticipadas, no lo han alcanzado. La madurez democrática de los españoles está cada vez más consolidada y no está por apoyar algaradas de signo partidista y solapados golpes de Estado perpetrados por quienes ocultan sus verdaderas intenciones, sus ansias de poder, con el tan manido argumento de “salvar” a España. Es curioso que en este país cuando la derecha no ha gobernado siempre haya tenido que “salvar a España”.

Cada vez los jerifaltes del PP hacen que con más claridad asimilemos aquello de que la mentira tiene las piernas muy cortas. La derecha no se da cuenta de ello y el motivo no es otro que a los ciudadanos de este país la derecha creyó que durante cuarenta años los estuvo engañando. Pero no, el pueblo español siempre supo cual era la verdadera situación sociopolítica que estaba sufriendo lo que ocurre es que el miedo a los métodos represores de la dictadura era más fuerte, podía más, que los deseos de los españoles de demostrar que ellos sabían donde estaba la verdad: En la libertad. En esa libertad que ahora la derecha va ofreciendo a diestro y siniestro como si la libertad fuera una mercancía que se puede dar como si se estuviera repartiendo algo que no cuesta. La libertad es algo que debemos ganarnos día a día, que es muy difícil de conseguir y más de conservar, sobre todo cuando esa libertad que se nos ofrece viene a lomos de la mentira.

Decía Rajoy el pasado día 8 refiriéndose a “su” manifestación “va a ser la más importante de la historia de la España democrática”. Posiblemente alguien le “bajó del burro” y le dijo que no había que pasarse, que la gente no es tan tonta como la derecha cree, que la gente tiene memoria, que la capacidad intelectual de los españoles no es la de 1936 que estamos en 2007 y que no hay que ir por ahí hablando por hablar intentando liar a la gente. Es muy posible que esta advertencia se la hicieran a Rajoy dado que el pasado día 9 Rajoy “plegaba velas” y decía que iba a “ser una de las manifestaciones más importante que se habrían celebrado en España”. Quien le advirtió debió recordarle a Rajoy que en la manifestación posterior al 23-F, el primer golpe de Estado que le falló a la derecha estando en democracia, este de ahora es el segundo, millones de españoles se echaron a la calle para decir que estaban por la libertad y por la democracia. Que también millones de españoles se echaron a la calle al grito de “¡No a la guerra!”. Por cierto el Gobierno de Aznar no dimitió. Y que también millones de españoles se han lanzado a la calle en más de una ocasión para condenar, pero de verdad, las acciones terroristas.

Lo del 10-M ha sido una chapuza al igual que lo fue lo del 23-F.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris