Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Amor a un pueblo

Mariló Luna
Redacción
martes, 13 de marzo de 2007, 12:25 h (CET)
No soy Burgueña de nacimiento pero si Burgueña de corazón, de espíritu y de amor hacía este bonito pueblo. Es el pueblo donde construí mi hogar, el pueblo donde nacieron mis hijos, el pueblo de mis ilusiones, el pueblo donde conocí mi gran amor, ese amor que llena mi vida.

Este pueblo de casas blancas que tanto me atrajo cuanto por primera vez lo visité, con sus verdes olivares, con sus huertos bien labrados, con su gente encantadora, abierta y hospitalaria, donde el invierno es paz y tranquilidad, el sol de de primavera brilla más de lo normal, el otoño es alegre y sus veranos están llenos de una vida muy especial, con su cervecita fresquita y su buen tapeo.

La juventud es la vida de mi pueblo, donde por circunstancias tienen que marchar, pero vuelven, hay algo en el aire que les hace regresar.
El visitante que por primera vez lo visita, tiene que volver, para él también existe ese algo especial que engancha. Es pequeño pero grande a la vez, su grandeza son la gente, y la gente son mi pueblo.

En mi pueblo se puede encontrar, desde una gran paz, felicidad, tranquilidad como lo quieras llamar, caminando por sus senderos, donde te conducen a unas vistas maravillosas, que te hacen sentir en un paraíso, respirando los olores de su vegetación, escuchando el trinar de los pajarillos, y el silencio de la noche de un pueblo tranquilo.

Fiestas, todas las que quieras y bien repartiditas. Comenzamos con Año Nuevo, vaya fiesta con orquesta en la calle principal, carnavales, los mejores, con arte y gracia, el 28 de Febrero las sopa de “Los siete ramales” con su gran coro rociero y su orquesta en la carpa municipal, quema de El Judas, Domingo de Resurrección, petardos orquesta y buen ambiente todo el día, La Romería con su Virgen de las Nieves, bueno y para rematar la Fería con su patrón San Agustín que fería esto es a lo más grande, fiesta y alegría en todo el pueblo, todo está cerca, aquí no se cansa uno por andar, pero si de bailar y de divertirse a tope.

Quiero a mi pueblo, porque es especial, porque da vida y sentimientos, porque yo además de ser española soy Burgueña.

Noticias relacionadas

Cuatro palabras que cambiaron el curso de la historia

¿También bebés?

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVII)

¿Dónde está la responsabilidad personal de quienes controlan empresas, fundaciones y sociedades mediante testaferros?

Libertad de la Manada: ¿Juicio o venganza?

La venganza no busca reparación, es una mala respuesta a la emoción

Por un transporte ferroviario para todos, ¡ya!

La falta de accesibilidad impide a las personas con la movilidad reducida desarrollar su vida con autonomía

El fútbol en la historia de la guerra del Chaco

Las casacas más populares en los países que se enfrentaron en la guerra paraguayo-boliviana, también quedaron en la memoria de aquel episodio entre soldados descalzos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris